18 abril, 2024

El riesgo eléctrico es una de las principales preocupaciones en el estudio de la Seguridad e Higiene. La electricidad es una propiedad física de la materia. Consiste en aquella interacción negativa o positiva existente entre los protones y los electrones de la materia.

Se debe tener en cuenta el significado de un términos más en el estudio de la electricidad, la corriente eléctrica. Es una magnitud física, que describe la cantidad de electricidad que pasa a través de un conductor. Existen los siguientes tipos de corriente:

  • Corriente continua: Tensión, intensidad de corriente y resistencia no varían. Ejemplo: batería.
  • Corriente alterna: Tensión y corriente varían en forma periódica a lo largo del tiempo.
  • Corriente alterna monofásica: 220V; 50 Hz.
  • Corriente alterna trifásica: 380V; 50 Hz.

La idea de tensión eléctrica, de este modo, se asocia a la magnitud que permite indicar la diferencia existente en el potencial eléctrico que se registra entre dos puntos. La tensión eléctrica también se conoce como voltaje, cuya unidad de medida es el voltio. Se consideran los siguientes niveles de tensión:

  • Muy baja tensión (MBT): Corresponde a las tensiones

hasta 50 V para valores eficaces entre fases.

  • Baja tensión (BT): Corresponde a tensiones por encima

de 50 V y hasta 1000 V para valores eficaces entre

fases.

  • Media tensión (MT): Corresponde a tensiones por encima

de 1000 V y hasta 33000 V inclusive.

  • Alta tensión (AT): Corresponde a tensiones por encima

de 33000 V.

Los principales peligros de la electricidad son:

  1. No es perceptible por los sentidos del humano.
  2. No tiene olor, solo es detectada cuando en un corto circuito se descompone el aire apareciendo Ozono.
  3. No es detectado por la vista.
  4. No se detecta al gusto ni al oído.
  5. Al tacto puede ser mortal si no se está debidamente aislado. El cuerpo humano actúa como circuito entre dos puntos de diferente potencial. No es la tensión la que provoca los efectos fisiológicos sino la corriente que atraviesa el cuerpo humano.

Cuando se habla de riesgo eléctrico, nos referimos al riesgo originado básicamente por la energía eléctrica, donde por su naturaleza se puede considerar principalmente los siguientes casos:

Caso de choque eléctrico por contacto eléctrico directo con elementos en tensión o con masas que fueron puestas de manera accidental en tensión, lo que podría producir un contacto eléctrico indirecto.

  • Caso de quemaduras provocado por choque eléctrico o también por arco eléctrico.
  • Caso de caídas o golpes que también puede ser causado por choque o arco eléctrico.
  • Caso de incendios o explosiones causados directamente por la electricidad.

Todo accidente eléctrico tiene origen en un defecto de aislamiento y la persona se transforma en una vía de descarga a tierra. Al tocar un objeto energizado o un conductor con la mano, se produce un efecto de contracción muscular que tiende a cerrarla y mantenerla por más tiempo con mayor firmeza. Los accidentes eléctricos dependen de:

  • Intensidad de la corriente.
  • Resistencia eléctrica del cuerpo humano.
  • Tensión de la corriente.
  • Frecuencia y forma del accidente.
  • Tiempo de contacto.
  • Trayectoria de la corriente en el cuerpo.

La corriente eléctrica puede producir muchos efectos inmediatos luego de producirse una electrocución, que se manifiesta físicamente como quemaduras, calambres o cuadros de fibrilación, y también algunos efectos tardíos como ciertos trastornos mentales. Pero también puede provocar una serie de efectos indirectos como caídas, contusiones o cortes. Existen ciertos factores que influyen en el riesgo eléctrico, entre los cuales se puede destacar:

  • La intensidad de corriente eléctrica presente en la instalación.
  • El tiempo de duración del contacto eléctrico.
  • La impedancia del contacto eléctrico producido, que se ve influenciada por ciertos.
  • La frecuencia de la corriente eléctrica cuando es mayor, la impedancia del cuerpo es menor, sin embargo, este efecto tiende a disminuir al momento de aumentar la tensión eléctrica.
  • También se debe considerar la trayectoria de la corriente a través del cuerpo humano, ya que, al atravesar órganos vitales, como el corazón se pueden producir lesiones muy graves, que pueden poner en peligro la vida de una persona.

Para evitar riesgos eléctricos:

  1. a) Señalización en instalaciones eléctricas de baja, media y alta tensión.
  2. b) Desenergizar instalaciones y equipos para realizar mantenimiento.
  3. c) Identificar instalaciones fuera de servicio con bloqueos.
  4. d) Utilización de herramientas diseñadas para tal fin.
  5. e) Trabajar con zapatos con suela aislante, nunca sobre pisos mojados.
  6. f) Nunca tocar equipos energizados con las manos húmedas.

Pueden seguir leyendo:

Riesgo eléctrico domiciliario

Riesgo eléctrico en colegios.

Medidas de seguridad para riesgo eléctricos.

Vanina Arboleya

Seguridad II

Instituto IEA

Sede Vicente López, turno noche.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *