Grúas móviles autopropulsadas

    0
    1500

    Las gruas moviles autopropulsadas son aparatos de elevacion de funcionamiento discontinuo, destinados a elevar y distribuir cargas suspendidas de un gancho o cualquier otro accesorio de aprehension.

    Por lo general estas gruas pueden dividirse en tres partes principales: estructura giratoria, corona de orientacion y chasis o base portante de la grua

    Los principales componentes son: la pluma (encargada de soportar el organo de aprehension cargado), plumines (se añade a la pluma para mayor alcance), organo de aprehension (sirve para suspender o soportar la carga), aparejo (sistema de poleas y cables que varia fuerzas y velocidades), mecanismo de elevacion (tambor y cables), contrapesos (masas fijadas sobre la estructura que equilibran) y la cabina del gruista.

    Las gruas tienen sistemas de seguridad y los principales son: indicador de longitud de pluma, indicador del angulo de pluma, indicador de radio o alcance, valvulas de retencion, indicador de carga en gancho, indicador de momento de carga, limitador de carga, final de carrera de elevacion del organo de aprehension, pestillo de seguridad, parada de emergencia, anemometro (mide la velocidad del viento), interruptor de fin de carrera del cabestrante, hombre muerto, captador de ocupacion del asiento del operador.

    A la hora de realizar un trabajo con una grua movil autopropulsada, el gruista debera cumplir una serie de requisitos. Debe contar con carnet oficial de operador, se debe comprobar que posee informacion para realizar sin riesgos su trabajo, que la grua posee la documentacion, que cuente con manual de instrucciones. Debera llevar equipo de proteccion individual y ,por ultimo, se realiza un analisis exhautivo de la grua (aceite agua y presion).

    Para el montaje de la maquina se seguiran las instrucciones del fabricante y se baliza la zona de trabajo. Cuando se elige un emplazamiento se tiene en cuenta dos factores: condiciones del terreno, se inspecciona con detalle el terreno de manera que la resistencia del suelo aguante la presion. Es conveniente que el lugar no contenga conducciones subterraneas y que se encuentre alejado de excavaciones. El otro factor es la no existencia de obstaculos en el radio y altura del trabajo. Se deben tomar los radios y alturas menores posibles. Uno de los mayores riesgos que afectan lo aportan las lineas electricas. En este caso, se pide el corte del servicio electrico, de no ser posible esto se informan los riesgos a los trabajadores. Se usan accesorios de elevacion aislantes.

    La estabilizacion de la grua se realiza mediante los estabilizadores, cuya
    finalidad es aumentar el poligono de
    sustentacion de la grua y, por tanto, su
    estabilidad y su momento resistente al
    vuelco. Deberemos cerciorarnos de que no
    existe ninguna persona u objeto que pueda correr un riesgo o interrumpir el proceso de estabilizacion. Una vez comprobado se procedera a:
    – Extender totalmente los largueros
    corredizos y, en caso de no ser posible, se extenderan teniendo en cuenta
    las indicaciones del fabricante respecto a la perdida de capacidad de carga.

    – No olvidar embulonarlos, ya que,
    en caso contrario, se produciria un desajuste de la superficie de apoyo.
    – Extender los cilindros de apoyo
    (gatos) hasta que las ruedas ya no
    tengan contacto con el suelo.
    – No olvidar fijar las placas de apoyo con sus correspondientes horquillas, ya que si no podrian salirse y no
    volver a realojarse en su posicion original.
    – Si el terreno es blando o inestable
    se usaran placas de reparto (calzos)
    para ampliar la superficie de apoyo y
    disminuir asi la presion transmitida al
    suelo. Este ha de ser rigido, firme y de
    una superficie de al menos tres veces
    la del plato (traviesas de ferrocarril,
    placas de teflon o acero…).
    – El plato debe apoyar toda su superficie dentro del calzo. Este debe estar bien nivelado, garantizando un angulo de 90° entre la pata del cilindro
    de apoyo y su plato.
    – Nunca calzar bajo los largueros
    corredizos, ya que esto acercaria el
    eje de vuelco al centro de gravedad de
    la grua, con el consiguiente peligro de vuelco de la grua.

    El primer paso a realizar tras estabilizar y nivelar correctamente nuestra grua movil autopropulsada sera el de designar, si es necesario y las condiciones de visibilidad lo requieren, a un encargado de señales, la unica persona a la que el gruista debera obedecer. Dicha persona estara perfectamente identificada mediante brazalete o peto reflectante y debera poseer la formacion adecuada. Las ordenes seran emitidas mediante un codigo de
    ademanes que deberan conocer perfectamente tanto el encargado de maniobra como el gruista. El ascenso y descenso a la grua se
    hara por los lugares habilitados (peldaños y asideros), utilizando ambas manos y mirando hacia la grua, pero nunca saltando.
    A continuacion, el profesional debera prestar especial atencion a dos de
    las maniobras mas importantes en una grua autopropulsada: el izado y la descarga, que requieren normas especificas de seguridad.

    DESPLAZAMIENTOS
    CON CARGAS:
    Este tipo de maniobra requiere mucha concentracion y precaucion por
    parte de las personas implicadas en la
    misma. Solo podran desplazarse con
    carga, las gruas que posean tabla de
    carga especifica para ello, siguiendo en todo momento las indicaciones del
    fabricante. De forma general, se tendran en cuenta las siguientes precauciones:
    – La pluma, que debera ser lo mas corta posible, tendrá la misma direccion que la del movimiento de traslacion de la grua y, ademas, estar alineada con el eje de la grua.
    – La pluma debera tener la mayor
    inclinacion posible hacia el suelo, sin
    perjuicio de aumentar el radio. La carga debe estar lo mas cercana posible a la grua para evitar oscilaciones.
    – Se debe mantener siempre la carga lo mas cercana posible al suelo, evitando obstaculos que nos obliguen a subir cable durante el trayecto.

    Las maniobras con más de una grua son de gran complejidad y deben estar perfectamente estudiadas y planificadas, asi como dirigidas por personal competente y con la formación y experiencia adecuadas.

    Podemos decir que para que un cuerpo pesado este en equilibrio es
    condicion necesaria que se le aplique una fuerza vertical cuya línea de accion pase por el centro de gravedad y neutralice el peso del cuerpo.