25 mayo, 2024

Hace varias décadas atrás el equipo de respiración autónoma (ERA) no era utilizado habitualmente como una herramienta de trabajo, o los lugares que contaban con ellos eran unos pocos.

Las razones por las que existían un número pequeño de estos equipos era por varios motivos, probablemente algunos de las más influyentes han sido el alto costo para adquirirlos y el tiempo que demoraba llegar un producto. En la actualidad, ya cuentan con ellos, pero son pocos los lugares que poseen los más modernos y efectivos.

Es importante que se tenga en cuenta que el ERA debe ser utilizado en toda situación de trabajo en la que halla fuego, humo o un espacio confinado o abierto con deficiencia de oxigeno y presencia de gases tóxicos. Al mismo tiempo, debe ser considerado como parte del uniforme normal de trabajo, como cualquier otro elemento de protección personal.

Los trabajadores  capacitados para el uso del ERA, tienen que tener en cuenta que el equipo les brinda un limitado volumen de aire. Por esto el personal debe estar en buenas condiciones físicas, saber realizar la respiración y capacitado previamente, entre otros factores, para aprovechar al máximo la cantidad de aire que posee el tubo de oxígeno.

Son varios los factores que influyen en el consumo de aire, principalmente se encuentra la condición física, el grado de esfuerzo físico que la emergencia involucre, el estado psicológico-emocional, la condición del equipo, la presión de aire dentro del cilindro y el entrenamiento y experiencia de la persona.

Cuatro de las atmósferas peligrosas asociadas a incendios y otro tipo de emergencia, a las que se tiene que ingresar con el ERA son por la deficiencia o disminución en la concentración de oxigeno, elevadas temperaturas, humo y/o atmosferas toxicas.

El uso de este equipo de respiración autónoma permite cumplir con el trabajo de forma más óptima y eficiente. En el caso de incendios, permite que se logre desplegar un ataque interior al fuego que antes no se podía efectuar. También ayuda a los bomberos o rescatistas para trabajar en la búsqueda y rescate de víctimas dentro de una vivienda o edificio. Es un elemento importante para enfrentar las emergencias de materiales peligrosos ya que necesariamente deben ingresar  a la zona caliente y atacar el problema ahí mismo. Donde, al mismo tiempo, se les torna muy difícil trabajar en condiciones con humo y calor.

En el caso de espacios confinados, los cuales no son aptos para trabajar, antes de ingresar se tienen que tener en cuenta ciertos factores, como la presencia oxigeno y la medición de contaminantes, gases y/o venenos en la atmósfera . Al tener que introducirse en estos espacios en condiciones no favorables, es fundamental y obligatorio contar con el ERA.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *