25 mayo, 2024

BANQUETES 
Los cuatro aspectos fundamentales a tener cuenta a la hora de organizar un servicio de banquetes.

Un servicio de banquetes ofrece la comida, la bebida y el ambiente para los eventos.
El servicio de banquetes puede dividirse en tres grupos:
? los de carácter familiar (cumpleaños, bautismos, bodas, etc.)
? los de carácter profesional (presentación de un producto, conferencias, aniversario de una empresa).
? los de carácter social (públicos y privados).

Las diferentes manifestaciones pueden abarcar un simple aperitivo o el banquete de cinco o siete pasos, más la contratación de espectáculos.
Las pautas fundamentales de cualquier servicio son analizar los siguientes puntos básicos:
? fecha y alternativas de esa fecha.
? número de participantes al evento.
? horario del evento (horario de inicio y finalización del mismo).

1. PLANIFICACIÓN DEL EVENTO
Para evitar sorpresas las primeras decisiones que se toman en cuanto a la planificación son:
? si se va a realizar el evento con recursos propios o ajenos.
? se calcula dos o tres jornadas de diez horas justo antes del evento para 200 personas.

2. FORMATO DEL EVENTO
Antes de empezar a organizar el evento hay varias cuestiones que deben estar muy claras como, por ejemplo:
? conferencia médica o científica.
? lanzamiento de productos.
? eventos corporativos (fusión de una empresa).
? eventos protocolares (aniversario embajada).

3. PÚBLICO O ASISTENCIA PREVISTA
Cuando se trabaja con un presupuesto fijo resulta ventajoso tener fechas alternativas. Pero existen factores adicionales a tener en cuenta, como por ejemplo: las obligaciones profesionales, tanto de los participantes al evento como de los anfitriones, y las condiciones meteorológicas previstas.

4. DESTINO Y LUGAR DE CELEBRACIÓN
Tanto para el presupuesto como para otras consideraciones, se debe tomar la decisión de dónde celebrar el evento. Debe ser razonable en la distancia (a no más de dos horas en cualquier modo de transporte).
La mise en place del evento depende del tipo de evento que se realiza, el menú y el personal.
Una vez conocidas las características del evento se planifica la distribución de las mesas, de las sillas, ornamentación y decoración de las mismas. El espacio libre en el salón y cualquier otro tipo de servicio que debe ser previsto para evitar improvisaciones.
Una vez que están todas las mesas armadas, el jefe se salón procederá a supervisar y hacer las indicaciones pertinentes para la ejecución de las fases planificadas: mantel, cubiertos, copas, etc. Debe controlar el fajinado de toda la vajilla, la cristalería y el trabajo en el salón. El ayudante deberá reponer todos los materiales a usar en el servicio: cristalería, losa, cubertería, lencería (manteles y paños) y condimentos.
En la planificación del menú se utilizan dos modalidades de oferta:
? realizar diferentes menús, mínimo tres donde ofrecen diferentes niveles de preparaciones en cuanto a calidad, cantidad y valor.
? ofrecer un check list con todas las preparaciones y productos disponibles para que el ciente seleccione a su gusto.