23 junio, 2024

ETILENGLICOL

El etilenglicol, 1,2-etanodiol, HOCH2CH2OH, generalmente se lo llama glicol, y es el diol más simple. Fue preparado por primera vez por Wurtz en 1859; mediante el tratamiento de 1,2-dibromoetano con acetato de plata dando diacetato de etilenglicol, que a continuación se hidroliza al etilenglicol.

El etilenglicol se utilizó por primera industrialmente en lugar de glicerol durante la Primera Guerra Mundial como un intermedio para explosivos (dinitrato de etilenglicol), pero desde entonces se ha convertido en un importante producto industrial.

La capacidad mundial para la producción de etilenglicol a través de la hidrólisis de óxido de etileno se estima en alrededor de 7×106 toneladas al año.

El etilenglicol se utiliza principalmente como un anticongelante en radiadores de automóviles y como materia prima para la fabricación de fibras de poliéster.

Síntomas de la intoxicación con etilenglicol

El primer síntoma de la ingestión de etilenglicol es similar a la sensación causada por el consumo de alcohol (etanol). A las pocas horas, aparecen más efectos tóxicos. Los síntomas pueden comprender náuseas, vómitos, convulsiones, estupor e incluso coma.

Una sobredosis de etilenglicol puede causar daño al cerebro, los pulmones, el hígado y los riñones. La intoxicación causa alteraciones en la química corporal, incluyendo acidosis metabólica. Estas alteraciones pueden ser tan graves que causen un shock profundo, insuficiencia del órgano y la muerte.

Tan solo 120 milímetros (aproximadamente 4 onzas de líquido) de etilenglicol pueden ser suficientes para matar a un hombre de contextura normal.

Causas de la intoxicación con etilenglicol

El etilenglicol puede ser ingerido de manera accidental o puede ser consumido deliberadamente en un intento de suicidio o como sustituto del alcohol para beber (etanol).

El tratamiento de la intoxicación con etilenglicol

El objetivo del tratamiento es brindar apoyo a las funciones corporales vitales y eliminar el tóxico del cuerpo.

La mayoría de las personas que presenta intoxicación con etilenglicol deben ser llevadas a la unidad de cuidados intensivos (UCI) de un hospital para realizarles un control exhaustivo y pueden requerir el uso de un respirador.

A aquellas personas que hayan ingerido etilenglicol recientemente, se les puede hacer un lavado gástrico (succión), lo cual puede ayudar a eliminar algo del tóxico.

Otros tratamientos pueden abarcar:

  • Carbón activado
  • Solución intravenosa de bicarbonato de sodio para neutralizar la acidosis severa
  • Medicamentos que retardan la formación de subproductos tóxicos en el cuerpo

La hemodiálisis se puede utilizar en casos severos para eliminar directamente el etilenglicol y otras sustancias tóxicas de la sangre. La diálisis reduce el tiempo que el cuerpo necesita para eliminar las toxinas. Este procedimiento también se requiere en pacientes que desarrollan insuficiencia renal severa a causa de la ingestión de etilenglicol y puede requerirse durante muchos meses después.

Expectativas (pronóstico)

Si se trata de manera oportuna, los pacientes que presenten intoxicación con etilenglicol se pueden recuperar, incluso de una insuficiencia renal o un estado de coma; sin embargo, si el tratamiento se demora o no se administra, la intoxicación con esta sustancia puede ser mortal.

Complicaciones

  • Insuficiencia renal
  • Shock
  • Coma
  • Muerte

Situaciones que requieren un especialista médico

La ingestión de etilenglicol es una emergencia médica. Si usted sospecha una posible intoxicación, busque atención urgente de inmediato y no espere hasta que se presenten síntomas.

Lleve consigo el recipiente de la sustancia al hospital, de ser posible.

Prevención de la intoxicación con etilenglicol

Mantenga las sustancias que contengan etilenglicol fuera del alcance de los niños y aconseje a las personas que puedan abusar de éste.

 

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *