28 mayo, 2024

GAS NATURAL: QUIEN LO DESCUBRIÓ Y COMO SE MANIFIESTA

Ha estado presente en la historia del hombre desde hace mucho, pero tiene un uso masivo bastante reciente. Sepa algo más sobre este gas y sus características.

Pese a que su descubrimiento data de hace mucho, el gas natural tiene una historia relativamente reciente.

Los primeros datos de uso de gas natural datan de la antigua Persia, antes del 2.000 A.C., cuando un pozo encendido se usaba para el culto de los adoradores del fuego. También hay registros de China donde se supone se perforó el primer yacimiento hacia el año 200 A.C.

Luego, hay una utilización local (sólo cerca de los pozos) en Europa y Norte América hasta entrado el siglo XX -concretamente a fines de los años 20-, sin posibilidad de masificar su uso debido a la falta de capacidad tecnológica para trasladar el gas desde los yacimientos a los centros urbanos.

¿QUÉ ES EL GAS NATURAL?

Es una mezcla gaseosa y combustible que, al igual que el petróleo, es un combustible fósil y se deriva de la descomposición de material orgánico depositado a grandes profundidades por muchos millones de años.

Usualmente se encuentra acompañado del petróleo, pero puede también estar en forma aislada.

Está compuesto principalmente por Metano (CH4), pero tiene una proporción menor de otros elementos, como el Etano (4%), Propano (1%), Butano (0,4%), Nitrógeno (0,9%) y Dióxido de Carbono (1,7%).

El Gas Natural es más liviano que el aire -lo que significa que tiende a disiparse en caso de fuga-, no es tóxico y no tiene sabor, color ni olor, pero en Chile se le añade un odorizante para reconocerlo denominado Mercaptano.

No es tóxico, pero en altas concentraciones desplaza el oxígeno y puede producir una asfixia.

COMPOSICIÓN QUÍMICA

Así como todo compuesto químico, el gas natural posee ciertas características que lo definen y que le son propias.

En el gráfico encuentras la composición química aproximada del gas natural

CARACTERISTICAS PRINCIPALES DEL GAS

MÁS LIVIANO QUE EL AIRE

El gas natural es entre 35 a 40 % más liviano que el aire, lo que significa que se disipa en la atmósfera en caso de fuga, disminuyendo el peligro de explosión

NO TIENE SABOR, COLOR NI OLOR

En su estado original, el gas natural es insípido, incoloro e inodoro, es decir no tiene sabor, no tiene color y tampoco tiene olor. Por ello se agrega un compuesto (Mercaptano) que permite que las personas con sentido normal del olfato detecten su presencia.

NO ES TÓXICO

El gas natural no produce envenenamiento al ser inhalado. La razón es que ninguno de sus componentes (metano, etano, nitrógeno, dióxido de carbono) son tóxicos.

De todos modos, deben tomarse precauciones en recintos cerrados, ya que una fuga muy grande podría desplazar el aire del recinto y producir asfixia (falta de oxígeno).

ES MENOS INFLAMABLE

En este aspecto es necesario definir algunos elementos para entender mejor esta característica:

1- La combustión se produce con la presencia de combustible, oxígeno y calor. Estos tres elementos forman el llamado triángulo de combustión. Si fallara cualquiera de ellos, simplemente no habría combustión.

2- Para que se produzca la combustión es necesario que los elementos combustible y oxígeno estén en una proporción correcta. La combustión sólo se produce si la mezcla aire-gas tiene entre un 4,5% y un 14,5% de gas. Esto significa que al existir una cantidad menor a 4,5% de gas en la mezcla, no habrá combustión.

Igualmente, si la concentración de gas es superior a 14,5%, tampoco se producirá combustión. La mezcla ideal de gas, para que se produzca una combustión óptima, se compone de 10% de gas natural y 90% de aire.

COMBUSTIÓN LIMPIA

Al comparar diversos hidrocarburos con el metano (principal componente del gas natural) se observa que su estructura molecular es la más simple de todas y presenta un bajo contendido de carbono. Al ser quemado, genera menos residuos de partículas, monóxido de carbono, dióxido de carbono u otros, lo que convierte al gas natural en un combustible ambientalmente aceptable.

SIEMPRE PERMANECE GASEOSO

El gas natural es permanente. Significa que, aunque se aplique mucha presión en condiciones normales de temperatura (alrededor de 15º C), no cambiará su estado, es decir, permanecerá como gas. Sin embargo es posible licuarlo al disminuir la temperatura a niveles que pueden alcanzar los

-161ºC. Producto del alto costo de esta operación, es que normalmente se transporta en estado gaseoso mediante redes de tuberías (gasoductos).

PODER CALÓRICO

Corresponde a la cantidad de calor que emite la combustión de una cierta cantidad de combustible. La combustión completa de un metro cúbico de gas natural genera alrededor de 9.300 kilocalorías.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *