21 mayo, 2024

Los vinos de altura son vinos de uvas cultivadas a más de 1.500 metros sobre el nivel del mar. No podemos hablar de la altura sin decir que es necesaria en los lugares que están en las latitudes 23ºC y 22ºC

  • Características del vino

Uno de los factores que contribuyen a la calidad de la uva es la amplitud térmica, esa diferencia de grados entre el día y la noche, de esta manera los frutos maduran lento sin perder bruscamente la acidez. Los vinos de altura también se ven influenciados por una mayor insolación, es por ello que los vinos son aromáticos y con muy buen color.

Durante el día, por la mayor cercanía al sol y los cielos más limpios, la radiación es mayor, lo que favorece una mejor fotosíntesis, con el resultado de un mejor color, mayor acidez, más aroma y mejor sabor. Además, también aumenta el ya beneficioso efecto cardiovascular por su efecto antioxidante, pues los polifenóles presentes en las semillas y piel de las uvas tintas que son la clave de este fenómeno, están en mayor concentración en estos vinos de viñedos de altura.

Uno de ellos es un envidiable efecto refrescante, debido a una mayor acidez provocada por inviernos largos y una diferencia térmica muy pronunciada entre el día y la noche durante la época de maduración; con esta diferencia de temperatura de unos 30ºC, y frescura por la noche.

Imagen relacionada

  • Influencia de la altura

Tenemos que tener en cuenta que cada 100 metros que ascendemos, la temperatura media desciende aproximadamente 0.8 grados, además de aumentar la insolación, ya que cada vez encontraremos menos capa atmosférica filtrante para los rayos solares, lo que trae aparejado un engrosamiento de los hollejos para defender a la uva. Al mismo tiempo, se logra la buscada amplitud térmica por altitud (por ejemplo, en algunos viñedos patagónicos, eso se consigue por latitud).

Algunas son de ciclo de maduración corto, medio, o largo, adaptándose mejor en cada caso a las distintas condiciones. Y uno de los factores fundamentales para la viticultura de calidad, es la amplitud térmica, aquella por la que durante el día la vid “trabaja”, y de noche “descansa.

  • Características de algunas bodegas

Bodega Tukma:
Es un vino frutado, aromático con toques de eucalipto, fresco, una nariz que se distingue de otros vinos de la región, también tiene algo de miel, y flores blancas. Es un emprendimiento que también ofrece un Torrontés con madera en su versión reserva, recomendable sólo para aquellos que les guste mucho el vino blanco con madera.

Resultado de imagen para Las Arcas de Tolombón, Viñedos y Bodegas:Las Arcas de Tolombón, Viñedos & Bodegas:
Los vinos salieron al mercado con un Malbec y un torrontés que rápidamente conquistaron a los consumidores. Este torrontés tiene una buena acidez, notas de flores blancas y miel.

Bodega Nanni:
Los vinos de la bodega Nanni están certificados como orgánicos. Este Malbec es un vino joven donde se expresa la fruta sin enmascaramientos de madera. Tiene notas a tomates secos, ciruelas pasas, fruta negra y algo cárnico también. En la boca es agradable, de taninos redondos, cuerpo medio y final levemente especiado.
Bodega Etchart:
En la bodega se elabora muchísimo torrontés de calidad y tintos. Hay un gran debate hoy si la nota de pimiento verde debe o no debe estar en un cabernet Sauvignon. No hay una respuesta única ya que en este vino esa nota está y es muy agradable. Los taninos de este vino son firmes pero dulces, es un vino con un agradable final ideal para acompañar una carne roja asada.
Bodega Domingo Hermanos:Resultado de imagen para Bodega Domingo Hermanos:
Vino concentrado, piletas de cemento pequeñas, manejable y con toda la infraestructura para hacer los vinos más mimados. De este vino se elaboran 30 mil botellas al año. Es un vino con notas a fruta negra concentrada, es especiado y también se asoma la nota de pimiento morrón, en la boca es redondo, cuerpo medio y taninos dulces.

  • Regiones

Región noroeste
Salta: La uva blanca típica de la región es el Torrontés y las tintas el Malbec y el Cabernet.

Catamarca: los valles vitivinícolas catamarqueños se dividen en dos zonas: las más favorecidas para las variedades finas son Santa María (1885 msnm) y Fiambalá, y tienen muy buen desarrollo el Cabernet Sauvignon, el Malbec y el Syrah.

La Rioja: en el Valle de Famatina (1672 msnm) el vino de La Rioja cosechó su mayor fama y gracias a las innovaciones tecnológicas de los últimos años el Torrontés se convirtió en el blanco de la región.

Jujuy: en la Quebrada de Humahuaca, a cinco kilómetros de Tilcara, en la región de Maimará se comenzaron a desarrollar vinos de alta gama a más de 2000 de altura. Se destacan el Malbec, el Syrah y el Cabernet Sauvignon.

Tucumán: el valle tucumano tiene muy buenas condiciones climáticas y de suelo para producir vinos de altura por eso en el Valle del Yokavil, a 15 kilómetros de Amaicha del Valle (2000 msnm) se plantaron viñedos de Torrontés, Cabernet Sauvignon, Malbec y Syrah prácticamente orgánicos.

 

Región centro-oeste
Mendoza: tiene la mayor cantidad de viñedos del país y se divide en tres grandes oasis: uno al Norte: Uspallata, Tupungato, El Peral, Gualtallary, La Consulta, Los Árboles, Vista Flores, otro en el Centro: Vistalba, Mayor Drummond, Agrelo, Perdriel, Luján de Cuyo, Lunlunta, Russel, Carrodilla y Maipú, y otro en el Sur: de San Rafael a Villa Atuel.

San Juan: ocupa el segundo lugar en las estadísticas del vino argentino tanto en superficie de viñedos como en volumen de vino producido y tiene una sucesión de valles muy aptos que van desde Calingasta, El Pedernal, Ullúm y Zonda, donde cultivan casi todas las variedades finas.

 

Región este
Buenos Aires: Coronel Suárez, Saldungaray e Médanos conforman una nueva región a 39º de latitud sur (igual que Neuquén) muy cerca del Océano Atlántico y al este de toda tradición vitivinícola, donde cultivan Malbec, Cabernet, Tannat, Chardonnay y Sauvignon Blanc y producen vinos oceánicos.

Córdoba: el valle de Traslasierra es una de las mejores regiones de la provincia para el cultivo de la vid y la producción de vinos. Actualmente hay viñedos con gran potencial en San Javier, Yacanto y Colonia Caroya de pequeños productores.

Entre Ríos: los viñedos avanzan lentamente en las inmediaciones de la costa del Uruguay, especialmente en Colón pero también en las cercanías de Paraná, las variedades cultivadas son Chardonnay, Malbec, Merlot, Cabernet, Tannat, Sangiovese y Syrah y toda la producción se destina a vinos de alta gama.

 

Región sur
Río Negro: ubicado en la confluencia de los ríos Limay y Neuquén, entre las ciudades de Villa Regina y Cipolletti, se destacan los Semillón, Chardonnay, Pinot Noir, Merlot, Malbec y Cabernet Franc. Los viñedos más antiguos están en Cipolletti y General Roca.

Neuquén: en San Patricio del Chañar las variedades que mejor se expresan son Malbec, Merlot, Cabernet, Pinot Noir, Chardonnay, Sauvignon Blanc y Semillón, como así lo demuestra la creciente producción de vinos de alta gama.

La Pampa: en 25 de Mayo sobre la ribera del Río Colorado, surgieron hace años los primeros viñedos de la provincia y se empezaron a elaborar vinos de alta gama con las variedades Chardonnay, Sauvignon Blanc, Viognier, Syrah y Merlot.

Chubut: en El Hoyo, Valle de Epuyén al noroeste de Chubut. Por su escasa altitud y microclima excepcional, es el valle más productivo de la zona y las variedades más cultivadas son Merlot, Pinot Noir, Chardonnay, Riesling y Gewürztraminer.

Resultado de imagen para regiones del noroeste argentino viñedos

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *