La siniestralidad Laboral en la Argentina, por Género. Año de referencia: 2011

    0
    1346
    • La accidentalidad por genero.

    Sabemos que la participación de hombres y mujeres en el mercado laboral –su distribución y concentración en determinadas actividades económicas-, está fuertemente condicionada por el género. Mientras que los hombres se concentran en sectores como la construcción, la minería, la industria pesada, el transporte y el agro -donde los riesgos de accidentes y exposición a tóxicos tienen más protagonismo-; las mujeres tienden a concentrarse en el sector servicios –fundamentalmente en sanidad y educación-, donde el trabajo en muchos casos representa una prolongación de las tareas asignadas tradicionalmente a éstas: cuidado de personas, socialización de los menores, confección de prendas de vestir, provisión de alimentos, etc..

                       

    Entonces, cuando hablamos de riesgos diferenciales por género, hacemos referencia a que una parte importante de la accidentabilidad laboral se explica por las tareas que realizan. Si a la par consideramos la edad como un factor biológico condicionante, tanto para adquirir formación profesional, capacitación y experiencia laboral, como para explicar el desgaste físico y laboral a través de los años en un puesto de trabajo, tendremos 3 variables que entrelazadas configuran una distribución de riesgos laborales.

    Este informe describe la cobertura de los trabajadores mostrando cómo se distribuyen entre  hombres y mujeres, y qué accidentalidad laboral registran los diferentes grupos. El objetivo último es brindar información que permita pensar los riesgos laborales diferentes a los que se encuentran expuestos hombres y mujeres, con vistas a adecuar las medidas preventivas en el ámbito laboral, y como la estadística, nos ayuda a interpretar la realidad para la toma de decisiones futuras.

    •  Consideraciones metodológicas

    La población para la cual se calculan los indicadores de accidentabilidad, es la de los trabajadores cubiertos por el sistema y la de casos notificados de Accidentes de Trabajo y Enfermedades Profesionales con días de baja laboral (AT/EP), que se encuentran enmarcadas dentro del Sistema Único de Seguridad Social (SUSS). La misma representa el 88% del total de trabajadores dentro del Sistema de Riesgos del Trabajo.

    • CARACTERÍSTICAS DE LA POBLACIÓN CUBIERTA DEL SISTEMA

    Cobertura del sistema: distribución de hombres y mujeres por edad y actividad económica El 65% de la población cubierta incluida en el SUSS son varones, mientras que las mujeres representan poco más del tercio restante (ver Cuadro N° 1).

    Cuadro N° 1: Trabajadores cubiertos, AT/EP con días de baja laboral, e índices de incidencia según sexo, Año 2011.

     

     

    Sexo del trabajador Trabajadores Cubiertos % Casos de AT/EP con días de baja % Índice de Incidencia AT/EP(por mil)
    Mujeres 2.513.545 34,5% 65.601 15,9% 26,1
    Varones 4.759.763 65,3% 347.213 84,1% 72,9
    Sin

    información

    11.343 0,2% 1 0,0% 0,1
    Total 7.284.651 100% 412.815 100% 56,7

     

    En relación al total de Accidentes de Trabajo y Enfermedades Profesionales (AT/EP) con días de baja laboral, el 84% corresponde a varones y apenas el 16% a las mujeres. Estas diferencias explican los índices de incidencia correspondientes a mujeres (26 AT/EP por mil) y varones (73 por mil) en el año 2011 (ver Cuadro N° 1).

    Si bien los valores manejados parecen ser altos, cabe destacar que desde la promulgación de ley 24.557 sobre riesgos del trabajo en 1996 se registra en nuestro país una marcada y constante disminución de la accidentabilidad en los lugares de trabajo. Según marcan las estadísticas oficiales, durante 2014 se registraron los valores mínimos de nuestra historia reciente.

    • Conclusión:

    La ley arrojó resultados positivos en aspectos relacionados con la disminución de la accidentabilidad. Los índices de incidencia en fallecidos registran una disminución casi continua desde el inicio del sistema. Por su parte, tenemos una clara tendencia decreciente en términos del índice de incidencia de accidentes de trabajo y enfermedades profesionales para toda la serie desde 1997, mientras que por el contrario, la cantidad de cubiertos asciende de manera constante. Esto quiere decir que en términos relativos la situación de accidentabilidad ha mejorado desde la implementación de la ley”.

    La Utilidad de la Estadística como una herramienta nos ayuda a interpretar los datos generando información y conocimiento de la realidad, para obtener la información indispensable en la planificación de las soluciones necesarias que las comunidades requieren y en otros escenarios (accidentabilidad laboral).