Inicio Recursos humanos, el liderazgo y la cultura organizacional.
Array

Recursos humanos, el liderazgo y la cultura organizacional.

En toda organización vamos a encontrar un proceso por el cual ésta es creada y se mantiene en funcionamiento, proceso en el cual va a ser importante la figura de un líder que lleve a cabo el desarrollo e incentive a sus seguidores para emprender la tarea. Este líder suele ser el creador-fundador de la organización, que a su vez, debe crear nuevos líderes que participen en este procedimiento.

Por eso, vamos a analizar el enfoque de los líderes y la cultura organizacional según el autor Edgar Schein, para relacionarlo con la tarea del área de recursos humanos, figura que tomó importancia en los últimos años, activando el proceso de evolución y crecimiento de una empresa. Debemos tener en cuenta que el autor analiza a la organización con un ciclo vital propio, como a un ser vivo que nace, crece, se desarrolla y cambia, incluso pudiendo “morir” o caer si no logra adaptarse.

Primero, debemos tener en cuenta que el autor refiere a cuatro etapas para establecer una organización: Crear, construir, mantener y cambiar. En cada etapa, va a diferenciar una característica del líder que corresponde a cada fase que llevará a cabo la tarea de ese proceso: líder animador, líder creador de cultura, líder sustentador de cultura y líder artífice de cambio.

Para tener éxito, el líder deberá inculcar a sus adeptos la cultura organizacional de la empresa, esta será la base para el funcionamiento de la misma, es decir, los principios y objetivos con los que la organización fue creada. Otra de las funciones importantes será adecuar la cultura organizacional a los cambios del exterior: las leyes, la economía, el medioambiente, etc. En caso de tener que modificarla, deberá hacerlo de forma progresiva, analizando cuales son los aspectos favorables que no deberían ser modificados, y cuales son necesarios cambiar o evolucionar.

Para lo que quiero analizar en este caso, nos enfocaremos en especial en el líder de la tercera y cuarta etapa que describe Schein, donde el fundador-creador de la organización deberá crear nuevos líderes para mantener la empresa y realizar los cambios necesarios, que es donde podemos incorporar la importancia del área de recursos humanos. Si lo analizamos, sumar a la organización un líder que acompañe desde éste área, en el cual se puedan delegar responsabilidades, será bueno para la empresa.

En el periodo de, aproximadamente, los últimos diez años el sector de personal o recursos humanos tomó suma importancia en la mayoría de las grandes empresas, por la cantidad de empleados o la dinámica del trabajo que realicen, pudiendo así agilizar las tareas de contratar personal o comunicar las novedades al equipo de trabajo. Un buen líder sustentador, sabrá elegir correctamente al nuevo líder o equipo, especialista en esta función, en el que pueda delegar esta misión, y entonces también puedan cumplir correctamente esta tarea, para que la organización siga su funcionamiento correctamente, siga creciendo y evolucionando.

Estas características también lo definirán como un líder del futuro según el autor, ya que cuenta con percepción y comprensión de la realidad del mundo y sí mismos, con motivación para el cambio y para el aprendizaje, fuerza emocional para manejar las inquietudes, tanto suyas como de los otros, que los cambios traigan a la organización, tiene la destreza para ampliar la cultura de la empresa, tiene voluntad, participa y delega tareas compartiendo así el poder.

En resumen, una organización con éxito contará con un líder-fundador y creador que sabrá hacer crecer su empresa y adaptarla al medioambiente, creando nuevos líderes que sigan sus pasos y participen activamente del proceso de crecimiento y cambio de la empresa, evitando el fracaso de la misma. Se debe tener en cuenta que la organización está en constante cambio y crecimiento, es por esto la necesidad de contar con más de un líder que puedan manejar esa dinámica y cuenten con la destreza y habilidad de hacerla funcionar correctamente, saltando los obstáculos que interfieran.

Entonces, una buena estrategia para lograr una organización exitosa será contar con un equipo profesional que pueda elegir e incorporar nuevos empleados (que hasta puedan ser nuevos líderes en un futuro), en quien delegar responsabilidades, que respete la cultura organización de la empresa, que sea capaz de influir positivamente en ellos, transmitir los objetivos de la organización y hasta activar la comunicación entre todos los sectores que la conformen: recursos humanos.

Reservá tus vacaciones

Fotografía