PROTECCIÓN Y PREVENCIÓN DE INCENDIOS

    0
    1312

     

    Protección y Prevención contra incendios

    En el ámbito Nacional:

    — Ley 19.587, Dec. 351/79 de Seguridad e Higiene en el Trabajo, Cap. 18 Anexo VII

    La protección contra incendios comprende el conjunto de condiciones de construcción, instalación y equipamiento que se deben observar tanto para los ambientes como para los edificios, aún para trabajos fuera de éstos y en la medida en que las tareas los requieran.

    Los objetivos a cumplimentar son:

    1) Dificultar la iniciación de incendios.

    2) Evitar la propagación del fuego y los efectos de los gases tóxicos.

    3) Asegurar la evacuación de las personas.

    4) Facilitar el acceso y las tareas de extinción del personal de bomberos.

    5) Proveer las instalaciones de detección y extinción.

     

    Básicamente el objetivo de la prevención es evitar la gestación de incendios, pero podemos ampliar esta definición como la serie de medidas que se toman para eliminar el mayor número de riesgos de fuego, el estudio de sus posibilidades y de sus causas, los medios de propagación y los factores necesarios para que estos se desarrollen. Su finalidad al igual que otras materias de la prevención es resguardar la integridad de las personas y de los bienes.

    Conclusión

    En conclusión la mejor manera de llevar a cabo la protección contra incendio, es adoptar medidas preventivas en todo momento, la conciencia de prevención de incendios debe partir del hogar, desde pequeños poder saber sobre los riesgos del fuego y los peligros con fuegos. Desarrollarlo en todo lugar, ya sea hogar, trabajo, empresa, institución, etc., es imprescindible que todas las personas conozcan los elementos básicos sobre lo que es el fuego, su prevención y combate. Involucrándonos y asumiendo compromiso estaremos sentando las bases para prevenir algún siniestro de cualquier tipo, por lo tanto estaremos previniendo daño alguno para las personas e instalaciones.

    Es fundamental disponer de un plan donde se reduzca el tiempo de respuesta requerido después de que ocurre un incendio. No habrá que pensar qué hacer, dado que ya está pensado en el plan. Es importante saber que un plan ayuda a realizar sistemáticamente, con orden y eficacia, aquellas acciones que sin un plan, serían arbitrarias, caóticas e ineficaces.