28 mayo, 2024

El trabajo desarrollado a continuación describe conceptos, clasificaciones y características adquiridas en casi un mes de investigación acerca de toda la información necesaria para comprender las tareas del despachante de aduana, sus derechos y obligaciones como agente auxiliar de comercio internacional. Busqué ser sintética al detallar cada definición y ejemplificación que creí relevante, rescatando lo principal de cada tema a tratar, finalizando lo expuesto con una conclusión totalmente personal.

 

Lo conveniente sería comenzar por indicar qué se entiende por despachante de aduana en el Código Aduanero, y para ello citaremos el Art. 36 del cual se desprende: “el Despachante de aduana es una persona de existencia visible que realiza en nombre de terceros, trámites y diligencias relativas a la importación, exportación y demás operaciones aduaneras ante el Servicio Aduanero. Los despachantes de aduana son agentes auxiliares de comercio y del Servicio Aduanero.”

En detalle, son los agentes encargados de realizar la clasificación de la mercadería, la declaración aduanera correspondiente, la confección y tramitación de los documentos requeridos para todas las operaciones de comercio exterior. Cabe destacar que el despachante opera en representación del importador o del exportador, o bien de la persona que lo contrata. El desafío del despachante es el de asumir las funciones correlativas a aquellas que abarca la administración aduanera, colaborando y participando con sus objetivos primordiales, de controlador y perfeccionamiento de las distintas operaciones aduaneras y la percepción de los tributos correspondientes. Sin más, es un verdadero técnico que no sólo domina los problemas vinculados con la ubicación arancelaria y sus connotaciones tecnológicas, sino que debe forzosamente conocer a fondo el Código Aduanero, las leyes que lo complementan y sus reglamentaciones en todo su alcance.

Para poder operar como tal, el mismo debe estar inscripto en el Registro de Despachantes; pero para poder hacerlo deberá cumplir con los siguientes requisitos:

-Ser mayor de edad

-Tener capacidad para ejercer el comercio por sí mismo

-Estar inscripto como comerciante en el Registro Público de Comercio

-Tener aprobado el secundario completo

-Acreditar conocimientos específicos en materia aduanera en los exámenes teóricos y prácticos que se establezcan para tal fin

-Acreditar domicilio real

-Constituir domicilio especial en el radio urbano de la aduana en la cual ejercerá su actividad

-Acreditar la solvencia necesaria y otorgar a favor de la Dirección General de Aduanas una garantía en seguridad del fiel cumplimiento de sus obligaciones de conformidad con lo que determine la reglamentación

Y no estar comprendido en ninguno de los siguientes supuestos:

-Condenado por delitos o infracciones aduaneras

-Haber sido director o administrador o responsable de sociedades que hayan estado incursas en los delitos antes mencionados

-Haber sido condenado por delitos reprimidos con pena privativa de al libertad, salvo que haya obtenido beneficio de ejecución condicional de la pena

-Estar procesado por cualquiera de los delitos mencionados

-Haber sido condenado con Inhabilitación para ejercer cargos públicos (hasta la rehabilitación)

-Ser fallido o concursado hasta después de 2 años de rehabilitación

-Encontrarse en concurso preventivo o resolutorio hasta que hubiera obtenido carta de pago o acreditare el cumplimiento total del acuerdo respectivo

-Estar inhibido judicialmente para disponer de los bienes

-Ser deudos de obligaciones tributarias aduaneras exigibles, ya sea personalmente o  en virtud de ser directos administrador o responsable –Ser o haber sido agente aduanero hasta después de un año de haber cesado como tal

-Haber sido exonerado como agente de la administración pública nacional, provincial o municipal hasta que se produjere su habilitación

La inscripción deberá presentarse ante la Aduana Central o en la que se encuentre más cerca de su residencia. En caso de optarse por Aduana Central, los pasos a seguir son los siguientes (antes que nada, acercarse a la Mesa de Entradas que se encuentra en el edificio del Banco Hipotecario de CABA, acompañado de la siguiente documentación):

-Copia del Certificado de capacitación extendido en la División Cooperación Técnica Aduanera de la DGA (Perón 1388 1º piso)

-Nota particular solicitando la inscripción

-Formularioa OM 1049, OM 775 A, OM 1939 y OM 1078 A

-5 fotos 4×4

-Antecedentes de la Policía Federal

-Antecedentes judiciales

-Antecedentes infractores de Aduana (2 formularios OM 1804)

-Certificado de domicilio particular y especial

-Comprobante de CUIT

-Inscripción en el Resigtro Público de Comercio

-Pago del arancel $100 con el F OM 2204 en el Banco Nación Sucursal Aduana de Azopardo 350-CABA

-Garantía de $2.400

-Patrimonio Neto de $16.000

El Departamento de Importación y Exportación (división registros) analizará toda la documentación y se expedirá al respecto; ante la denegatoria, el interesado puede interponer recurso ante la Secretaría de Estado de Hacienda, y en caso de persistir la denegatoria, el mismo puede recurrir por vía ordinaria a Sede Judicial.

Una vez inscripto, ¿qué funciones desempeña? La función principal del despachante de aduana es asistir a sus clientes no sólo en la tramitación de las operaciones de comercio exterior sino también en el asesoramiento de dichas operaciones, brindando seguridad jurídica, competitividad y transparencia en cada uno de los trámites. Entre las actividades principales que el despachante realiza se destacan, como mencionamos, la clasificación arancelaria, la determinación de las normas aplicables y el asesoramiento acerca de las distintas operaciones de importación y exportación. Es decir, se encargará de:

-Trámites aduaneros

-Trámites de importación y exportación

-Asesoramiento aduanero y cuestiones aduaneras

-Permisos de embarque de exportación

-Despachos de aduana de importación

-Coordinación, supervisión y control de embarques

-Clasificación arancelaria de las mercaderías

-Despachos de muestras

-Gestiones ante la Secretaría de Industria, SENASA, INTI, SEDRONAR, etc.

¿Qué ventajas tiene contratar a un despachante de aduana? Básicamente el despachante me brinda seguridad jurídica, competitividad y transparencia en cada uno de los trámites que realiza, ya que el profesional aduanero aplica los conocimientos profundos que tiene en materia de comercio exterior, dejando cero margen de error en sus tareas.

CONCLUSIÓN

Decidí buscar información sobre este tema en particular ya que recién en nuestro segundo cuatrimestre del segundo año pudimos conocer a fondo las características, obligaciones y requisitos que tienen los despachantes para desempeñarse como tales. Me sirvió de guía de estudio y lo voy a utilizar cuando necesite información al respecto.

En virtud de todo lo expuesto, he llegado a la conclusión de que el Despachante de Aduana es un profesional que realiza tareas de tan alto tecnicismo y responsabilidad que resulta, a mi punto de vista, imprescindible contar con sus servicios y su asesoramiento para realizar actividades vinculadas al comercio exterior.

Más allá de lo establecido por nuestro Código Aduanero o por la jurisprudencia de la Corte Suprema de la Nación, considero es indispensable contar con un despachante de confianza al momento de emprender negocios comerciales con la intención de realizarlos con seriedad y en vista de un correcto rendimiento económico.

0 comentarios en «¿Qué implica ser despachante aduanero?»

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *