NO SUBESTIMES EL FUEGO:

    0
    806

    En este breve segmento tratare de brindarle información sobre prevención de incendio y las causas que lo provocan. Los cuales generan a los hogares, empresas e industrias grandes pérdidas económicas y en casos extremos pérdidas humanas.

    Para comenzar tenemos que tener bien claro cómo se origina, porque causas y cuáles son las medidas que deberíamos adoptar para evitarlo .Para ello deberíamos comenzar hablando del fuego.

    Fuego: es una reacción química entre un comburente y un combustible con desprendimiento de energía en forma de luz y calor.

    Triangulo del fuego:

    El triángulo del fuego representa los elementos necesarios para que se inicie la combustión. Es necesario que se complementen los tres elementos para que se inicie el fuego. Para que se mantenga la combustión es necesario un cuarto elemento, lo que pasaría a formar un triángulo de cuatro lados o Tetraedro.

    Un agente oxidante o comburente es un compuesto químico que oxida a otra sustancia en reacciones electroquímicas o de reducción-oxidación. En estas reacciones, el compuesto oxidante se reduce.

    Básicamente:

    • El oxidante se reduce, gana electrones.
    • El reductor se oxida, pierde electrones.
    • Todos los componentes de la reacción tienen un estado de oxidación.
    • En estas reacciones se da un intercambio de electrones.

    Ejemplos de comburentes: Oxígeno – Ozono – Hipoclorito – Dióxido de plomo.

    Combustibles: los combustibles se pueden presentar en varios estados.

    Solidos: cartón – madera – papel – telas – carbón – cuero – etc.

    Líquidos: alcohol – nafta – aguarrás – pinturas – solventes – kerosene – etc.

    Gaseosos: gas natural – acetileno – metano – butano – monóxido de carbono – etc.

    Las fuentes de ignición para que se inicie el fuego pueden ser: sobrecargas o cortocircuitos eléctricos rozamientos entre partes metálicas, equipos de soldadura, estufas, reacciones químicas, chispas, etc.

    Estos componentes los podemos encontrar en cualquier hogar, establecimiento, empresa o industria no son materiales peligrosos en tanto y en cuanto no se complementen y en el caso que sucediera en forma intencional sean controlados como los de una estufa para calefacciones o la cocina del hogar.

    El fuego cuando se encuentra fuera de control es aquel que llamamos incendio.

    La transferencia de calor para que el mismo continúe propagándose puede ser por:

    Conducción: es  la razón por la cual los objetos, en un tiempo más o menos prolongado, acaban por adquirir la misma temperatura en toda su extensión. Algunos ejemplos de conducción:

    1.  Lo largo de los instrumentos para manipular carbón u otros objetos potencialmente muy calientes. Si su extensión fuera más corta, la transferencia de calor sería mas rápida y no se podría tocar ninguno de los extremos.

    2. Al hervir agua, la llama conduce el calor al recipiente y al cabo de un tiempo permite calentar el agua.

    3. El calor que tiene una cuchara al dejarla en un recipiente y volcar una sopa extremadamente caliente sobre este.

    4. Los cuchillos y tenedores utilizan un mango de madera para romper con la conducción del calor.

    Convección: la continuidad física del cuerpo. Aquí una serie de ejemplos de convección: solo puede producirse en fluidos en los que por movimiento natural (el fluido extrae el calor de la zona caliente y cambia densidades) o circulación forzada (a través de un ventilador se mueve el fluido), las partículas puedan desplazarse transportando el calor sin interrumpir.

    1. La transferencia de calor de una estufa.
    2. Los globos aerostáticos, que se mantienen en el aire por medio del aire caliente. Si se enfría, inmediatamente el globo comienza a caer.
    3. Cuando el vapor de agua empaña los vidrios de un baño, por la caliente temperatura del agua al bañarse.
    4. El secador de manos o de pelo, que transmiten calor por convección forzada.
    5. La transferencia de calor generada por el cuerpo humano cuando una persona está descalza.

    Radiación: hace que por existir un cuerpo solido o líquido de temperatura mayor que otro, se produzca inmediatamente una transferencia de calor de uno al otro. El fenómeno es el de la transmisión de ondas electromagnéticas, emanadas por los cuerpos a mayor temperatura que el cero absoluto: cuanto mayor sea la temperatura, entonces mayores serán esas ondas.

    1. La transmisión de ondas electromagnéticas a través del horno microondas.
    2. El calor emitido por un radiador.
    3. La radiación ultravioleta solar, precisamente el proceso que determina la temperatura terrestre.
    4. La luz emitida por una lámpara incandescente.
    5. La emisión de rayos gamma por parte de un núcleo.

    Los elementos con los cuales debemos contar para prevenir incendios son:

    Elementos de protección pasiva: aquellos diseños de ingeniería que se instalan en su construcción como muros cortafuegos, pinturas y barnices ignífugos, cajas de escaleras, las cuales generan espacios estancos para evitar que un incendio se propague y pueda ser controlado con extintores manuales. También generan un tiempo prudencial para la evacuación de las personas, y la llegada del personal de bomberos.

    Elementos de protección activa: son todos aquellas que sirven para la detección y extinción de incendios.

    1. Detección: mediante detectores automáticos o manuales de incendio y/o de humo.
    2. De alarma y señalización: señales audiovisuales que dan aviso del incendio y que guían la evacuación.
    3. De extinción: mediante agente extintores, nichos hidrantes, baldes de arena.

    Los extintores pueden ser:

    Clase A: fuegos de combustibles sólidos.

    Clase B: fuegos de combustibles líquidos/gases inflamables.

    Clase C: fuegos sobre materiales o equipos energizados.

    Clase D: fuego sobre metales combustibles.

    Clase K: fuego sobre grasa animales o aceites vegetales.