23 abril, 2024

Una madre golpeó a la maestra de su hijo y la escuela suspendió las clases

Ocurrió en un colegio de Garín, partido de Escobar. El chico tiene graves problemas de conducta. «A mí lo que más me preocupa es el alumno. El nene es violento por algo», afirmó la agredida

24 de agosto de 2017

Todo ocurrió cuando el alumno, quien había sido cambiado de turno por problemas de conducta, se trenzó a los golpes con un compañerito. La maestra intercedió, los separó y siguió repartiendo a los chicos a sus respectivos familiares. En ese momento, fue sorprendida por la mujer: «Había llegado a la escuela con un cochecito de bebé y lo dejó en el medio de la vereda para venir a pegarme y a insultarme».

Consultada sobre la posibilidad de pedir un cambio de colegio después de la agresión, Alejandra respondió: «Mis alumnos no tienen la culpa de nada. En lo único que pienso es en el nene, que es el que necesita ayuda. Él es violento por algo», dijo. Y afirmó que los maestros de la institución trabajan sobre los problemas del chico desde primer grado. «Necesitamos apoyo de la familia, pero siempre ponen excusas» añadió.

https://www.infobae.com/sociedad/2017/08/24/una-madre-golpeo-a-la-maestra-de-su-hijo-y-la-escuela-suspendio-las-clases

Se puede decir que desde la parte moral que plantea este caso,  la docente actuó  de la manera correcta al impedir la agresión entre  alumnos, cumpliendo con su función de cuidado y resguardando  la integridad física de los  niños.

Desde la institución se ha realizado un seguimiento constante de la conducta del alumno, sin recibir el acompañamiento necesario de la familia.

 

Desde el punto de vista ético; la docente a pesar de la agresión recibida manifiesta su preocupación por la conducta del alumno y el desinterés de la familia, al plantear desde la escuela los problemas de conducta que el niño a demostrado desde primer grado sin lograr tener un acercamiento para trabajar en conjunto y apoyarse mutuamente en favor del bienestar del niño.

 

De  esta  situación se puede concluir que,  la actitud tomada por la madre del niño hacia  la maestra, es una muestra clara del entorno familiar con  el cual  el niño convive. Las actitudes que el niño mantiene en la escuela son el reflejo de lo que observa o vive en su entorno  más cercano la familia.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *