20 mayo, 2024

En la refinería de combustible, se realizan tareas de limpieza de los tanques que contienen residuos químicos, resultante de la fabricación de productos sintetizados a partir del petróleo.
Para realizar la extracción de los productos de dichos tanques, hay que seguir los protocolos estipulados para cada sustancia química, ya que cada una de ellas, tiene su procedimiento según su volatilidad.
Algunos de los elementos que manipulamos, resultan ser sustancias conocidas por los estudiantes de química, como ser:
• Azufre
• Parafina: CH4
• Hidrogeno
• Carbono
• Cloruro de Polivinilo (PVC) C2H3Cl

Azufre:
Debido a que el petróleo contiene un 2% de azufre, también se obtiene grandes cantidades de éste. Es un elemento químico de número atómico 16 y símbolo S. Es un no metal abundante con un color amarillo característico.

Parafina:
Es el nombre común de un grupo de hidrocarburos alcanos. La molécula más simple de parafina es el metano, CH4, un gas a temperatura ambiente.
El metano es un compuesto en los que cada uno de los átomos de hidrógeno está unido al carbono por medio de un enlace covalente
Es la materia prima para la elaboración de velas y similares, ceras para pisos, fósforos, papel parafinado, vaselinas, fármacos, etc
Se obtiene del petróleo, de los esquistos bituminosos o del carbón.


Hidrogeno:
Se lo obtiene junto al Carbono, en forma de coque de petróleo y puede ser producido también como derivados del petróleo. Es usado como producto intermedio para otros procesos para refinar la gasolina.
Es el elemento químico de número atómico 1, representado por el símbolo H, es el más ligero de la tabla de los elementos. Por lo general, se presenta en su forma molecular, formando el gas diatómico H2 en condiciones normales. Este gas es inflamable, incoloro, inodoro, no metálico e insoluble en agua.

Carbono:
Se lo obtiene junto al Hidrógeno, en forma de coque de petróleo. El coque es un combustible sólido.
Es un elemento químico con símbolo C, número atómico 6.
Es no metal disponiendo de cuatro electrones para formar enlaces químicos. El carbono es uno de los pocos elementos conocidos desde la antigüedad y es el pilar básico de la química orgánica. Está presente en la Tierra en el estado de cuerpo simple (carbón y diamantes), de compuestos inorgánicos (CO2 y CH4) y de compuestos orgánicos (biomasa, petróleo y gas natural). También se han sintetizado muchas nuevas estructuras basadas en el carbono: carbón activado, negro de humo, fibras, etc.

Cloruro de polivinilo (PVC): existen dos tipos de cloruro de polivinilo (flexible y rígido), tienen alta resistencia a la abrasión y a los productos químicos. Se utiliza para hacer manteles, cortinas para baño, muebles, alambres y cables eléctricos. También se utiliza para la fabricación de riego, juntas, techado y botellas.
Está formado por un átomo de Cl, dos átomos de Carbono y tres átomos de Hidrogeno. El átomo de cloro enlazado a uno de cada dos átomos de carbono formando enlaces covalentes.
El cloro es un elemento químico de número atómico 17. Su símbolo es Cl. En condiciones normales y en estado puro forma Cl2: un gas tóxico amarillo-verdoso de olor desagradable y tóxico. Es un elemento abundante en la naturaleza y se trata de un elemento químico esencial para muchas formas de vida.

Alumno: Gustavo Spano
Tecnicatura en Seguridad e Higiene – Sede Vicente López – Turno Noche

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *