23 junio, 2024

¿Qué es el estrés térmico por calor?

El estrés térmico por calor es la carga de calor que los trabajadores reciben y acumulan en su cuerpo y que resulta de la interacción entre las condiciones ambientales del lugar donde trabajan, la actividad física que realizan y la ropa que llevan. Es decir, el estrés térmico por calor no es un efecto patológico que el calor puede originar en los trabajadores, sino la causa de los diversos efectos patológicos que se producen cuando se acumula excesivo calor en el cuerpo.

Este fenómeno se genera principalmente cuando el personal de una empresa se ve expuesto a las altas temperaturas provenientes de maquinarias y sistemas. Otro factor es la gran cantidad de tiempo que los empleados de un lugar se ven sometidos a este tipo de condiciones.

Recordemos que 38 ºC es la temperatura máxima que puede soportar el cuerpo, en caso contrario se podría dañar gravemente la salud física de quienes intervienen en los procesos de trabajo.

¿En qué trabajos puede ser peligroso?

En trabajos en sitios cerrados o semicerrados
• donde el calor y la humedad sean elevados debido al proceso de trabajo o a las condiciones climáticas de la zona y la ausencia de medios para reducirlos
? FUNDICIONES,
? ACERÍAS,
? FÁBRICAS DE LADRILLOS
? FÁBRICAS DE CERÁMICA,
? PLANTAS DE CEMENTO,
? HORNOS,
? PANADERÍAS,
? LAVANDERÍAS,
? FÁBRICAS DE CONSERVAS,
? MINAS,
? INVERNADEROS,
? ETC

• donde, sin ser el calor y la humedad ambiental elevados, se realice una actividad física intensa o donde los trabajadores lleven trajes o equipos de protección individual que impidan la eliminación del calor corporal.

En trabajos al aire libre
El estrés térmico y sus consecuencias pueden ser especialmente peligrosos en los trabajos al aire libre, como en la construcción, agricultura, etc., ya que en ellos, al tratarse de una situación peligrosa que fundamentalmente se da en los días más calurosos de verano, no suele haber programas de prevención de riesgos como en el caso de los trabajos donde el estrés por calor es un problema a lo largo de todo el año.

Por ejemplo si tomamos un puesto de una cocina industrial, ¿qué hacer para prevenir esta situación? Si bien las personas que trabajan al interior de una cocina profesional tienen que lidiar todos los días con temperaturas elevadas, existen ciertas medidas que en caso de implementarlas bien, podrían evitar el estrés térmico por calor y de paso mejorar las condiciones laborales.

INFORMAR SOBRE RIESGOS Y PREVENCIONES

Es un deber, tanto para empleadores como trabajadores, estar informados sobre todos los riesgos, prevenciones, medidas en caso de urgencias, indumentaria y recomendaciones que se deben aplicar para combatir el estrés térmico por calor. Asimismo, es importante que todo el equipo que conforme alguna cocina profesional esté capacitado sobre el desempeño en altas temperaturas y domine a la perfección las acciones de primeros auxilios.

TOMAR DESCANSOS

Es estrictamente necesario que el trabajador no se someta a una gran cantidad de horas ininterrumpidas de trabajo. Lo recomendable es que pueda hacer una pausa y dirigirse a un lugar más agradable para refrescarse. En caso de sentir malestares es importante que deje de realizar la actividad, para que luego se mueva a un lugar abierto. Si continúa con esa sensación, no se recomienda regresar hasta no sentirse perfectamente bien. Incluso, si fuese necesario, sería oportuno visitar a algún especialista para descartar o detectar algún problema mayor.

DISPONER DE AGUA FRESCA

Es común que en ambientes muy cálidos el cuerpo comience a sudar más de lo habitual y, por lo tanto, sentimos la necesidad de hidratarnos. En una cocina profesional es clave contar con algún dispensador de agua para beber un par de vasos y así evitar que los golpes de calor afecten tu ritmo de trabajo.

IMPLEMENTAR VENTILADORES Y AIRE ACONDICIONADO

En lugares que provocan altas temperaturas producto de la acción del fuego y las ollas, es vital que los encargados del local instalen servicios de aire acondicionado, ventiladores y grandes ventanas. De modo contrario, el espacio podría convertirse en un área no grata, la cual atentaría directamente a la calidad laboral de los empleados.

VIGILAR Y MODIFICAR PROCESOS DE TRABAJO

Cada empresa debe velar por cuidar la salud de sus trabajadores. Las personas que tienen enfermedades respiratorias, cardiovasculares, renales o problemas de diabetes, son mucho más propensas a sufrir estrés térmico. En caso de persistir el problema, se debe implementar un cambio en los procesos del trabajo, como la disminución de humedad, calor y también esfuerzo físico. Sin duda, es ideal contar con tecnología renovada que se adapte a las condiciones laborales actuales.

El estrés térmico por calor es bastante común en espacios reducidos donde se trabaja con fuego y hay un alto tráfico de personas. Las cocinas profesionales, por lo tanto, deben contar con exigencias y condiciones mínimas para prevenir este fenómeno.

Solo basta informarse y aplicar medidas preventivas para resguardar y preservar la salud del trabajador.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *