El Kerosene

    0
    5769

    El kerosene es un producto directo de la destilación del petróleo  (ese líquido viscoso oscuro mezcla de compuestos orgánicos),  el cual en los inicios ocupó un gran papel tanto en la iluminación de casas como para algunos motores de maquinarias. Los querosenos se destilan entre 175°C y 275°C, siendo de densidad mediana (d= 0,8 g/ml; sus componentes son hidrocarburos de 12 a 18 átomos de carbono).

    PROPIEDADES QUÍMICAS

    Es un líquido oleaginoso inflamable, cuyo color varía de incoloro a negro y consiste en una mezcla compleja de cientos de compuestos diferentes, la mayoría de estos son los hidrocarburos compuestos que contienen átomos de carbono e hidrógeno, formando moléculas de hasta 50 átomos de carbono las cuales presentan pequeñas cantidades de azufre, nitrógeno, oxígeno y metales pesados, los cuales no se encuentran en estado libre sino formando parte de las moléculas de los hidrocarburos. La masa molecular del kerosene es de aproximadamente 170 g/mol. La composición aproximada que presenta el mismo se mueve en el rango de C12-C16, hirviendo normalmente entre los 150°C y los 235-315°C. Sus propiedades difieren según la zona substancialmente en composición, sulfuro, cicloparafinas, y contenido aromático. Por ejemplo, el kerosene utilizado para la iluminación es un destilado inmediato de crudos parafinados o mezclados y destilados tratados con solventes de los crudos aromáticos. Para utilizar en lámparas, un combustible altamente parafinado es deseado ya que los aromáticos y la nafta dan un efecto humeante al arder. Para esquivar la contaminación atmosférica, el contenido de azufre debe ser bajo.

    Algunas características más generales físicas y químicas del kerosene son las siguientes:

    a.- Presenta un olor característico,

    b.- Insoluble en agua,

    c.- Densidad: 0,80 g/cm3,

    d.- pH: no existe información,

    e.- Densidad de vapor: 4,5 g/cm3,

    f.- Presión de vapor: 0,5mm de Hg a 20°C, y

    g.- Punto de Congelación: -18°C

    USOS DEL KEROSENE

     

    El querosén, o kerosene es uno de los combustibles más usados en el hogar, de hecho, solía llamarse el combustible de los pobres en este y otros países. Además es muy común su uso en lámparas y estufas. A pesar de ser muy conocido y de fácil consumo, tan común que hasta algunas mamás lo utilizaban como piojicidas; y no se tienen en cuenta los riesgos del mismo. Por este motivo, se debe conocer primeramente el origen de este combustible, sus atributos y riesgos.

    Se utiliza como:

    • Combustible, en los motores a reacción y de turbina de gas.
    • Se añade al gasóleo de automoción en las refinerías.
    • Se le conoce también como disolvente.
    • Aun lo usan para alumbrar, calentar y cocinar, en zonas rurales muy alejadas.
    • Como dieléctrico en procesos de mecanizado por descargas eléctricas y, antiguamente, para iluminación. Es insoluble en agua.
    • Como combustible para motores diesel, tractores, cohetes, mecheros y como base para la fabricación de insecticidas y pesticidas.
    • Como repelente de insectos, desinfectante.
    • Como frotación para afecciones reumáticas.
    • En algunas zonas, como ayuda del detergente se le usa para el lavado de ropa muy percudida.
    • Este derivado del petróleo aún se usa como agente limpiador, en la cura del tabaco.
    • En el secamiento de granos y pasto para forraje y como materia prima en muchos procesos industriales.
    • Se le utiliza como base para la elaboración y producción de polímeros.
    • Es muy bueno por su poder detergente que implica la limpieza continua del sistema de combustible, evitando depósitos o sedimentos y la obstrucción de filtros manteniendo el sistema de inyectores en óptimo funcionamiento.

     

    La mayoría de las personas desconocen que el querosén es un elemento tóxico, como el resto de los hidrocarburos (sustancias que contienen sólo hidrógeno y carbono). Durante la combustión, el querosén desprende un gas que al inhalarlo resulta tóxico. La intoxicación con querosén puede causar síntomas en varias partes del cuerpo.

    En la VÍAS RESPIRATORIAS Y PULMONES provoca: Dificultad respiratoria (por la inhalación) e inflamación de la garganta (también puede causar dificultad respiratoria). En los OJOS, OÍDOS, NARIZ Y GARGANTA produce Dolor y Pérdida de la visión. En el ESTÓMAGO E INTESTINOS, Dolor abdominal, Sangre en las heces, Quemaduras en el esófago y Vómitos, posiblemente con sangre. En el CORAZÓN Y SANGRE provoca Desmayo, Hipotensión que se presenta rápidamente. En el SISTEMA NERVIOSO: Convulsiones, Depresión, Mareo, Somnolencia, Euforia (sensación de «ebriedad»), Dolor de cabeza, Pérdida de la lucidez mental (pérdida del conocimiento), Crisis epiléptica, Marcha vacilante, Debilidad. Y en la PIEL produce Quemaduras e Irritación.

    El pronóstico de la persona depende de la cantidad de tóxico ingerido y de la prontitud con que se haya recibido el tratamiento. Cuanto más rápido una persona reciba ayuda médica, mayor será la probabilidad de recuperación.

    La ingestión de querosén puede causar daño a los revestimientos de la boca, la garganta, el esófago, el estómago y los intestinos. Si esta sustancia llega a los pulmones (aspiración), se puede presentar daño pulmonar grave y posiblemente permanente.

    El daño puede seguir ocurriendo por varias semanas después de la ingestión del tóxico y la muerte puede sobrevenir hasta un mes después.

    MANIPULACIÓN Y ALMACENAMIENTO

    Evitar las llamas, no producir chispas y no fumar, no poner en contacto con oxidantes. Sistema cerrado, ventilación, no expuesto a equipos eléctricos de alumbrado ni a prueba de explosiones. Extracción localizada y protección respiratoria. Condiciones de almacenamiento: A prueba de incendio. Separado de oxidantes fuertes. Mantener en lugar fresco.

    Casos de incendios o explosión

    Medidas de extinción apropiadas: Polvo, espuma resistente al alcohol, agua en grandes cantidades, dióxido de carbono.

    Productos de descomposición: Monóxido de carbono y formaldehído.

    Equipos de protección personal especiales: Trajes aluminados y equipo de respiración autónomo.

    Instrucciones especiales para combatir el fuego: Mantener fríos los recipientes de almacenamiento y demás instalaciones con agua.