19 junio, 2024

Marginación o exclusión social es la realidad que viven miles de personas de bajos recursos, las cuales viven en condiciones realmente nefastas, esto es a causa de la escasez de medidas que deberían garantizar la integración de los factores sociales entre otras cosas, este tipo de situaciones no permiten un desarrollo en la sociedad ya que justamente lo que se logra con esto es apartar a este grupo social del resto. Son personas que se encuentran viviendo en situación muy precarias en lugares denominados villas o asentamientos, lugares donde no tienen ningún tipo de servicio por lo cual se ven obligados a contar con conexiones de agua insalubres las cuales suelen pasar por el medio de zanjas acarreando cientos de problemas de salud, cuentan con luz eléctrica cuando se enganchan de los postes directo sin ningún tipo de regulación lo cual conlleva a accidentes fatales por cortos circuitos teniendo en cuenta que las viviendas precarias suelen arder rápidamente ya que la mayoría de ellas están construidas con materiales  sumamente inflamables, sus calles son de barro en las cuales es imposible el acceso de vehículos,  ambulancias y mucho menos un taxi para poder trasladarse en caso de necesidad y así innumerable situaciones que batallan día a día. 

Ante la  lucha de poder ser parte de una sociedad no excluida, ante la obligación de poder darle un mejor futuro a sus hijos, ante la necesidad de poder dar la dirección de sus casas en un trabajo y no ser mal vistos, simplemente por querer vivir dignamente, por cambiar esta situación de vulnerabilidad, de exclusión podemos hablar de las urbanizaciones de villas y asentamientos, grupos de personas cansadas de vivir en esta situación  las cuales unidos y organizados lograron ser escuchados y gracias a una política social se les dio la oportunidad de cambiar esa realidad, muchas villas fueron urbanizadas cambiando la situación de muchas personas, muchas otras están en proceso con la esperanza de que un día dejen de pertenecer a un grupo social totalmente marginado.

 Una urbanización lleva mucho tiempo, pero no es imposible, como un claro ejemplo es la urbanización de Villa Palito en La Matanza que comenzó en el año 1999 la cual al día de hoy es un Barrio totalmente urbanizado el cual cuenta con escuela, jardín de infante, un hogar de contención para mujeres en situación de violencia de género, sum, club, sala de salud, todos los servicios y más de 1300 viviendas construidas por los propios vecinos las cuales le dio una mirada diferente hacia al futuro a más de 5.000 personas, este barrio es el modelo a seguir de muchas villas que hoy buscan su ansiado cambio para poder ser parte de una sociedad en la cual todos deberíamos estar incluidos.

0 comentarios en «Una realidad a la cual no hay que acostumbrarse -Grupos Marginados-»

  1. Muy buen redactado, donde se ve la realidad socioeconómica de muchas familia que pasan por esta situación, muy bien por este lugar que sus cuidadanos se pudieron unir y juntos lograron. Que deje de ser un asentamiento y pasar a ser un barrio más donde las personas pueden tener una mejor calidad de vida, tanto ellos como sus hijos!!!!

  2. Te felicito Cintia muy buena redaccion.
    Tocastes los temas más profundos que padece nuestra argentina y que muchos ignoran. Es la realidad que algunos no quieren ver.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *