21 mayo, 2024

Homero y Aristóteles

Hay varios tipos de carácter humano según Aristóteles:

Virtuoso: donde coinciden la decisión, la acción y el deseo (Lisa)

Moderado: lucha con sus deseos para hacer lo que debe (Lenny)

Intemperante: no actúa como es debido pero sabe que está mal (Bart)

Vicioso: desea lo contrario de lo correcto y actúa en consecuencia

Homero

  • No posee la templanza (capacidad de moderar los apetitos o deseos corporales)
  • Es un vicioso de la comida y la bebida, no del sexo
  • Es un mentiroso empedernido
  • Carece de sensibilidad hacia las necesidades y solicitudes de los demás, le falta amabilidad y sentido de la justicia
  • No tiene amigos, sólo colegas de juerga (Barney, Lenny y Karl)
  • No es buen padre ni marido
  • Carece de sabiduría práctica (inteligencia emocional), la capacidad de manejarse en el mundo de modo inteligente, moral y con vistas al cumplimiento de ciertas metas.
  • Su capacidad de influencia es nula.
  • Carece de la capacidad de organizar la propia vida alrededor de metas importantes y valiosas, y de intentar cumplirlas según unas normas morales y de modo responsable (se conforma con ser un incompetente inspector de seguridad del sector 7 de la planta de energía nuclear de Burns)

Juzgar a Homero

No es mala persona, da lástima: Su educación deja mucho que desear, ya que nació y creció en Springfield. No se puede ser educado si no hay un ambiente sano, según Aristóteles. Su educación familiar deja mucho que desear: su padre le cortó las alas, y tiene el defecto Simpson (capítulos: “madre Simpson”, “Bart star”, “Lisa, la Simpson”). No es malicioso, no desea el mal de los otros, que no merecen un trato mejor

Conclusión: la importancia de ser Homero

¿Por qué es admirable este personaje si no es virtuoso? Por su humanidad desenfadada. Ama la vida a nivel básico, y no le importan el qué dirán. Está ocupado en disfrutar de la vida al máximo; es admirable su actitud por las circunstancias adversas que lo rodean. Es sincero pero, disfrutar de la vida no es lo mismo que vivir una vida plena, y tener un rasgo admirable no es ser admirable.

 

Homero, el marido egoísta, el padre despreocupado, el trabajador irresponsable, el fanático de la cerveza. Siguiendo las categorías del carácter aristotélico, según el cual un individuo puede ser virtuoso, moderado, intemperante o vicioso, Homero se encuadra en la última. En un episodio en que los extraterrestres invaden Springfield, Homero está dispuesto a entregar a toda su familia con tal de que no se lo lleven a él. En otro, engorda al punto tal de que lo declaren incapaz de salir de su casa para ir a trabajar. Sin embargo, pese a todas sus carencias, logra el amor de su familia y de los miles de fanáticos en el mundo. ¿Por qué? Porque Homero no es malo, e incluso, en ocasiones,  es admirable, como cuando tiene más de un trabajo para conseguir el dinero para regalarle un poni a Lisa.

MARGE

Los extremos morales del pueblo son muy variados. Marge deja que la razón oriente su conducta hacia el equilibrio entre los extremos. Aunque es religiosa, se inclina por lo que haría una persona decente y no acepta la autoridad del credo religioso. Es un ejemplo de la filosofía moral de Aristóteles.

Virtud y carácter

La virtud aristotélica serían los rasgos de carácter que ayudan a quien los posee a ser buena persona: valentía, moderación, liberalidad, confianza en la propia valía, amabilidad, honradez, agudeza y modestia.

Marge es valiente, tiene coraje, es moderada y honrada: no es viciosa ni cobarde como Homero, ni busca la satisfacción de los deseos como Barney, ni es indiferente ante los placeres, como Flanders. Es el justo medio entre los extremos. No es imprudente. No compra si no lo necesita. Es generosa dentro de los límites económicos familiares. Dedica su tiempo a los más necesitados.

Justificación de la vida virtuosa

Para Aristóteles, conseguir ser virtuoso es esencial para una vida satisfactoria. El fin último es la felicidad (audaimonía), y no la mera satisfacción del placer corporal (Homero), sino el bienestar general, que se logra con las virtudes. La felicidad a largo plazo se basa en nuestra relación con la familia y los amigos (por eso somos sociables por naturaleza, según Aristóteles: un hombre aislado, sin sociedad, no ejercita sus capacidades humanas, no tendría amigos, no podría hablar ni expresar sus sentimientos) y el desarrollo de virtudes como la generosidad, la amabilidad, la honradez.

Marge es un ejemplo: a través del amor a su familia alcanza su propia audaimonía. Marge vive su vida de acuerdo con las virtudes que expone Aristóteles y forja lazos sociales resistentes que traen la felicidad plena.

 

Conclusión de Marge

Marge representa el carácter virtuoso, y todas sus acciones se rigen por la ética aristotélica. Es buena persona, una madre dedicada y una mujer atenta y amorosa. La felicidad de los demás es su propia felicidad. Pero con Marge también se analiza el rol de la mujer, y se entiende que su versión de ama de casa que no trabaja, no tiene amigas, ni grandes aspiraciones, es una involución de los roles femeninos en la series televisivas.]

La casa es armonía doméstica y serenidad moral. La esfera pública que representa Springfield es la decadencia moral, el capitalismo avaricioso y la ebriedad.

Marge es el único adulto que defiende valores estéticos y morales. Si en un episodio trabaja acaba al final desempleada.

Fuentes

https://www.simpsonizados.org/

https://www.webdianoia.com/aristoteles/aristoteles_etica_2.htm

 

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *