3 marzo, 2024

SOCIOLOGÍA

TRABAJO PRÁCTICO.    Tema:  “Turismo de masas”

¿Por qué el concepto de Hombre-masa influye en la industria turística y viceversa? ¿Qué busca la mayoría de los visitantes?

El concepto de “Turismo de masas” fue popularizado entre los años 1950 y 1970 cuando el número de turistas se incrementó notablemente

El turismo expresa ”valores estéticos”, la gente viaja para ver lo bello, lo deseable, lo interesante. Como expresión práctica de la curiosidad, puede haber estado más desarrollado  durante la época antigua que en la actualidad . Durante el siglo XX hubo cambios significativos respecto del mismo: 1- El incremento en número de mujeres turistas,  2- De personas de edad avanzada y 3- El desarrollo de los medios de comunicación, influyendo en la publicidad y en la difusión.

En Argentina, podemos hablar de un gran crecimiento turístico, a partir de la sanción de la ley  de vacaciones pagas durante la década del ´40 y de la construcción de hoteles sindicales, dando así posibilidad a los sectores obreros y de clase media a viajar a centros de recreación (mar, sierras)

La pujante ciudad de Mar del Plata fue el balneario que más se pobló de este tipo de alojamientos, donde por medio de la cuota gremial, los afiliados podían disfrutar de un período de descanso.

La conexión con el tema del Hombre masa que plantea José Ortega y Gasset en su libro “La Rebelión de las masas” adquiere significación en tanto consideramos a este individuo presentando “conductas imitativas”, ya sea desde lo físico (viajar, trasladarse), así como desde lo psicológico (ir a lugares que están de moda o que son muy concurridos). Así tomamos el tema de la “masificación”, cuando el turista o visitante cancela su individualidad para seguir los pasos de la gran masa humana, ya sea por moda o porque van los famosos, o porque económicamente les resulta más rentable (motivo por el cual suele convertirse en lugar muy concurrido). Y aquí cabe aplicar el concepto que Ortega  y Gasset llama “aglomeración”  como refiere el autor en su libro “La rebelión de las masas”  : “…Al contemplar en las grandes ciudades esas inmensas aglomeraciones de seres humanos que van y vienen por sus calles y se concentran en manifestaciones políticas, se incorpora en mí, obsesionante este pensamiento: ¿ Puede hoy un hombre de veinte años formarse un proyecto de vida que tenga figura individual  y que, por lo tanto, necesitaría realizarse mediante sus iniciativas independientes, mediante sus esfuerzos particulares?…” .

Incorpora la idea de “lleno”, de que se han amontonado más personas de las que caben, por ejemplo:  que tanto ir a playa, pasear por el centro, acudir a ver espectáculos, la cantidad de vehículos en las rutas, etc. representan hacer lo mismo que muchas personas al mismo tiempo.

Como corolario podemos afirmar que  si bien el turismo masivo se incrementó durante el siglo XX a partir de las vacaciones pagas y de la construcción de hoteles sindicales, hay una conducta imitativa, propia del hombre masa, que busca hacer lo mismo que los demás sin tener en cuenta sus deseos profundos, y poniendo como prioridad  lo que está de moda, o económicamente es más recomendable, etc. necesita identificarse con las mayorías en lugar de diferenciarse de acuerdo a sus propios gustos.

BIBLIOGRAFÍA: www.ehu.eus/ojs/index.php/hc/article/vew/5928 https://nuevomundo.revues.org/36472.

 

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *