25 mayo, 2024

Sabido es que el mundo evoluciona constantemente, al igual que las tecnologías, los sistemas y procesos.

Por tal motivo, en la actualidad, quien no se adapta a los cambios y actualiza y renueva sus conocimientos, puede quedar apartado del mercado laboral.

La capacitación, es la herramienta necesaria para conocer e incorporar los conocimientos indispensables, para desenvolvernos de manera eficiente en nuestro ámbito profesional.

Las empresas que tienen en claro sus objetivos y metas, y que reconocen a sus empleados, como el recurso más importante con el que cuentan, asumen los procesos de capacitación, no como un gasto, sino como una inversión a futuro.

Seguramente, cuanto más elevado sea el nivel de formación y preparación intelectual de los empleados de una organización, mayor será el nivel de producción, tanto cuantitativo como cualitativo.

Es posible hablar de tipos de capacitación de personal, ya que varía según ciertos criterios.

1-Capacitación Formal/Informal

2-Capacitación Según el puesto

3-Capacitación según la experiencia del empleado

1- Hablamos de capacitación formal, la desarrollado a través de cursos, charlas, seminarios, que pueden durar horas/días, o prolongarse semanas/meses.

La modalidad más común, es la que se da en donde un profesor, o experto en determinado conocimiento o saber, transmite en forma oral, diapositivas, proyectores, etc, un saber determinado a sus alumnos.

Nos referimos a capacitación informal a la que se desarrolla en el ámbito laboral, donde se transmiten conocimientos en forma oral, de un compañero con mayor experiencia que indica o enseña algún saber específico, propio de la función o actividad que realizan.

2-Según el Puesto

Este tipo de capacitación, varía teniendo en cuenta el tipo de función que realiza el trabajador, al que se dispone capacitar.

Es importante diferenciar y adaptar los cursos y capacitaciones, en forma acorde al puesto, ya que no es lo mismo el saber que requiere un operario para conocer la máquina o equipo que va a operar en su sector, que un gerente o supervisor.

3- Aquí nos referimos al tiempo que posea el trabajador desempeñando funciones dentro de la organización.

El tipo de capacitación para una persona que recién se incorpora, y que necesita aprender desde un comienzo la función y responsabilidades que va a tener, es diferente al de otro más experimentado, que ya conoce las generalidades de su puesto, y requiere refrescar conocimientos precisos, o renovar nuevos aprendizajes.

Cabe destacar la importancia de realizar evaluaciones periódicas, posteriores a los procesos de capacitación, ya que funcionan como una instancia más de aprendizaje, obligando al trabajador a realizar  procesos de adaptación de los conocimientos, que hacen que los mismos se incorporen y adapten a los ya existentes.

 

 

 

 

 

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *