23 mayo, 2024

Como se vió en el últimos días, en los últimos años, o tal vez hace mucho tiempo, las huelgas o manifestaciones terminan con diferentes consecuencias, como los destrozos de los contenedores, cestos y papeleros; los grafitis en los edificios de la calle Cabildo y Bolívar y las roturas de zócalos, canteros y luminarias.
Un claro ejemplo que podemos ver hoy en dia es con las constantes manifestaciones del caso Santiago Maldonado, en breves palabras es un joven que desapareció en la provincia de Chubut el 1° de agosto de este año.

¿Que podemos criticarnos cuando observamos la imagen de un patrimonio cultural/histórico que queda en este estado?
                                                               
Primero podríamos decir que es un acto malo desde la moral y la ética, ya que ofende algo tan representativo como es el Cabildo para los argentinos, sin olvidar de todos los costos que esto genera.
Creo que es criticable los pocos valores que tenemos como argentinos, ya que en otros países tienen más respeto por su tierra, digo así porque cuidan desde sus parques, plazas, calles, monumentos, etc.
Ademas creo que este tema de valorar lo que tenemos debería educarse y enseñarse desde las casas, la familia, la escuela, y la misma sociedad, ya que esto es algo primordial para convivir en una sociedad y así respetar las opiniones de cada uno por mas que sean diferentes y/o no se esté de acuerdo.

En este punto es importante remarcar hasta que límite los valores y la conducta de una persona pueden superar los de los demás sólo por un interés y que puede llegar a pasar a partir de los actos que realiza de cada uno.
Es claro que las manifestaciones y todo tipo de protesta haciendo valer nuestro derechos es válida y necesaria para una democracia, pero también para hacerlo valer no se tiene que invadir a otro, y siento que este tipo de pintadas es una ofensa para el ciudadano.

Entonces como punto final podríamos decir que a partir de los valores éticos se permite regular la conducta del individuo para lograr el bienestar colectivo y una convivencia armoniosa y pacífica en la sociedad aunque varían de una persona a otra.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *