17 julio, 2024

En la provincia de Mendoza una joven llamada Julieta Silva atropelló a su novio Genaro Fortunato a la salida de un boliche por consecuencia de que otra chica estaría embarazada de cuatro meses del joven. Según se dio a conocer por allegados a Genaro, el jugador de 25 años del club Belgrano había comenzado hace poco tiempo una relación con Julieta Silva, de 29 años, y también deportista ( jugadora de hockey).  La pareja tenía una relación “enfermiza y violenta”, que “terminó como empezó”.
Éticamente ella actuó bajo impulso de celos que experimento cuando sospecho que la persona amada siente amor o cariño por otra, o cuando siente que otra persona prefiere a una tercera en lugar de a ella. En primer instancias se la derivó en una clínica psiquiátrica para determinar qué tipo trastornos padecía. Se analizo bipolaridad. Trastorno que provoca altibajos emocionales, que van desde trastornos de depresión hasta episodios maníacos. El caso de juliana podría encuadrar en este tipo ya que su reacción en un principio fue violenta; que desencadenó la muerte de Genaro. Y luego en su arrepentimiento mostro dolor por la pérdida del que era su amado.
Además de su posible bipolaridad, juliana bajo su declaración, buscó justificar su accionar diciendo que estaba bajo efecto del alcohol para declararse inimputable. Lo cual el juez inválido automáticamente ya que ella obró bajo conciencia absoluta.
Moralmente fue una conducta negativa ya que como consecuencia le quito la vida a una persona.
Finalmente, como consecuencia de sus actos fue imputada homicidio doblemente agravado por el vínculo y por alevosía.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *