3 marzo, 2024

¿Cuál es la receta para tener colaboradores positivos?

En primer lugar deberíamos realizar encuestas y así  poder  ver el tipo de población de la compañía, intereses, edades, motivaciones y con eso, generar planes de acción.

Una vez estudiado esto integrar en las empresas programas de reconocimiento, programas de positividades, programas de computación y beneficios para sus trabajadores.

Entonces la receta está en que los empleados sean reconocidos por sus jefes, premiándolos y manteniéndolos felices, así tienden a ser más productivos.

Los empleadores podrían controlar los niveles de estrés de los trabajadores y hacer cambios. Como por ejemplo tomar en cuenta el horario de trabajo, podrían bajar el nivel de estrés, cambiándoles las horas de trabajo y que puedan viajar a la hora de menor congestión.

Además de proporcionar buenas prácticas de gestión humana, salarios llamativos y programas de protección, a las empresas debe interesarle que sus trabajadores sean felices y desarrollen su potencial, para que esto se convierta en un gana-gana.  Entender sus valores, su cultura (como son, que quieren, que les gusta y necesitan, para trabajar en lo que les interesa y quiere la organización).

Cosas muy básicas, como la empatía en contra de la apatía.

A veces las empresas no son flexibles y el trabajo se vuelve un desagrado por control de actividades, la falta de nuevas condiciones laborales, entre otras.

El líder debe asegurarse que cumplan las tareas y labores designadas. Los colaboradores tendrían que ser capaces de tomar algunas decisiones, para sentirse satisfecho en una empresa, se debería diseñar una cultura de colaboración donde se tome en cuenta la opinión del empleado. Eso puede mejorar el desempeño de la organización.

El trabajo en equipo es esencial para que esto funcione de forma sana y eficiente, la idea es complementarse para que se llegue a las metas establecidas de las empresas.

Cuando surgen nuevas ideas o proyectos, la comunicación debe ser más rápida, es decir, compartir con los colaboradores para agilizar una actividad de la mejor manera.

Evitar prohibiciones como el uso de redes sociales, y aprovechar este medio en capacitarlos, para mejorar su trabajo. Los empleados que diseñan su espacio de trabajo son más productivos. Ya sea por una planta, un escritorio, etc. se sienten más cómodos y son más eficientes en su lugar. También es importante tener un camino de crecimiento dentro de la compañía, para que los empleados estén comprometidos a largo plazo. Hacer que los empleados interactúen con los de otras oficinas hará que se sientan más conectados y más informados sobre la compañía y sus compañeros.

Una empresa debe tener claro el tipo de trabajador que necesita para alcanzar sus objetivos. Por eso si su compañía ya cuenta con un equipo, es importante que todos estén interesados en ser parte de él, a pesar de que lleguen ofertas de otros empleadores.

Un claro ejemplo de empleados desmotivados, es el Tenis Club Argentino, lugar tan prestigioso que no tiene claro los valores de sus empleados.

Entre algunas de las señales más comunes se destaca la inasistencia a los eventos sociales de la empresa, como cena de fin de año.

Los empleados tienden a cumplir con lo estrictamente necesario para no ser despedidos, dando por hecho que su futuro no es prometedor, entonces la motivación se pierde.

Muchos perdieron la motivación de alcanzar buenos resultados profesionales porque no se encuentran estables emocionalmente.

No hay una apreciación por el trabajo realizado y como el esfuerzo no es valorado, nuestro nivel de motivación baja.

Los líderes creen que el intercambio monetario es compensación suficiente y dejan de lado el reconocimiento personal.

Generalmente, estas personas continúan en el empleo por motivos económicos, pero si tienen la oportunidad de cambiar a otro empleo, lo harán.

Es muy común ver a empleados del Tenis Club Argentino que llevan años haciendo la misma tarea, sin nada nuevo que hacer, ni se los toma en cuenta para que desarrollen otras posiciones.  Desde empleados como: niñeras, cancheros (quienes preparan las canchas), vestuaristas y de otros rangos como: capataz, encargadas de sectores, recepcionista, portero, intendentes y chofer.

El club cuenta con un área administrativo, y  tiene muy pocas herramientas y ayuda en la gestión de sus RRHH, por esto mismo es imposible afrontar la transformación digital de la empresa, no se ven cambios de cultura organizativa, ni hay  nuevas formas de llevar a cabo las tareas y los procesos, que deben ser mas agiles y eficientes para poner en marcha cambios organizativos y de gestión de personas.

Conclusión: Di de ejemplo la organización donde yo trabajo porque considero que hay falta de motivación para que los empleados sean productivos, profesionales y capaces de hacer las cosas mejor en el día a día. Ese es el empuje que deberían tener las empresas para crear herramientas, y obtener mejores resultados,  contar con el perfil de personas  que soporte su estrategia y trabajar en alto desempeño.

Pero si no hay motivación, los empleados como ya dijimos trabajan solo por motivos económicos, en forma desganada, no son productivos mientras siguen trabajando allí,  o a la primera oferta de nuevo empleo, eligen cambiar para asumir nuevos retos y crecer profesionalmente.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *