27 febrero, 2024

 

Un Flashover o Combustión Súbita Generalizada es un fenómeno que se puede dar en incendios confinados y adecuadamente ventilados, éste efecto se produce cuando todas las superficies del incendio que al momento no habían sido afectadas por el fuego se inflaman de forma repentina y a gran velocidad. Esto se debe a que el humo proveniente de la combustión se empieza a acumular en la parte superior del ambiente y sumado a la corriente de aire que se crea en el lugar afectado provoca las condiciones necesarias para que se lleve a cabo la combustión violenta.

Cuando observamos un incendio normalmente vemos que el humo que se desprende es negro y espeso, a medida que el fuego se empieza a propagar y a alimentarse la temperatura del lugar va a empezar a aumentar, provocando cambios físicos en los materiales que se están quemando, éstos van a empezar a desprender unos gases llamados Pirólisis, que van a tornar el humo de color gris. Cuando se da esta situación implica que el humo es altamente inflamable y con los elementos en equilibrio se puede producir el flashover.

Recomendaciones generales para la prevención de incendios

  • Control periódico de cables, tomas corriente y artefactos eléctricos.
  • No realizar conexiones múltiples a fines de evitar sobrecarga en los circuitos.
  • Siempre que deba realizar el mantenimiento o reparación de artefactos a gas, solicite un profesional matriculado.
  • No fumar en lugares cerrados ni cerca de materiales combustibles.
  • Las estufas o artefactos de calefacción deben estar alejados de todo material combustible
  • Utilizar líquidos inflamables solo en áreas ventiladas y lejos de cualquier tipo de fuente de ignición.
  • Mantener el orden y limpieza de los sectores de trabajo
  • Diseñar un plan de evacuación y realizar los simulacros correspondientes del mismo.
  • Realizar el control de los equipos de lucha contra el fuego
  • Realizar el mantenimiento anual de los extintores del establecimiento.