24 mayo, 2024

La cooperativa de trabajo La Soleada  forma parte de los 5 restaurantes recuperados  por sus trabajadores que conformaban la cadena gastronómica OJA.

 La cadena gastronómica denominada OJA, era titular de los restaurantes: Mangiata, Don Battaglia, Los Chanchitos, Alé Alé, La Soleada y La Zaranda; empleando alrededor de 350 personas.

A partir del año 2012, luego de que  se acentuaba la deuda de  sueldos, los aguinaldos se pagaban en 4 cuotas, las vacaciones estaban mal pagas, se maltrataba al personal y había faltantes constantes en la mercadería en varios de los restaurantes, Oja presenta la quiebra.  La Zaranda en Villa Urquiza cierra sus puertas, dejando sin empleo a varios trabajadores.  A raíz de esto, los cinco locales restantes, decidieron conformar  cooperativas de trabajo, reintegrando a los afectados por el cierre. Todos con razones sociales diferentes pero con igual composición de socios gerentes.

Con el asesoramiento de la cooperativa que administra el Hotel Beuen,  el apoyo del Banco Credicoop y con la vigencia de la mayoría de los proveedores,  los 35 trabajadores de La Soleada se hicieron cargo de la misma en Febrero de 2013.  Se asignó un Gerente, un Secretario, un Contador, Un Tesorero y un Vocal para llevar adelante la tarea administrativa.

¿Qué es una cooperativa?

Es una asociación voluntaria de personas y no de capitales. Las personas se unen para trabajar con el fin de buscar beneficios para todos. Se rigen por estatutos y por la ley de asociaciones cooperativas. La consigna es el espíritu de hermandad e igualdad entre sus miembros, donde todos tienen los mismos deberes y derechos.

Por primera vez en su trayectoria profesional, los “nuevos jefes”  debieron dar un giro en su metodología de trabajo  y ponerse como objetivo mantener sus puestos de trabajo. Todos quedaron sensibilizados con la quiebra y el destrato. Por este motivo, y por votación unánime,  se incorporaron políticas de Responsabilidad Social Empresarial.

La adopción de la Gestión responsable y sostenible fue todo  un desafío puesto que las prácticas de dichas políticas eran desconocidas “puertas adentro” y “puertas afuera”.

La Soleada se convirtió en  un restaurante sostenible y con responsabilidad social  teniendo  en cuenta algunos aspectos  a la hora de  rediseñar  la metodología de trabajo:

Se mantuvo la actividad económica y el puesto laboral total y se mejoró el clima laboral.

Se creó La Fundación La soleada, la cual brinda un complemento recreativo a 5 jardines de Infantes de la zona. Se pone a disposición una vez al mes la sala de juegos acompañado de una exquisita chocolatada como desayuno o merienda.

Se continuo con la mayoría de los proveedores, aumentando el cumpliendo con los criterios de eficiencia, eficiencia y productividad.

Con lo que respecta al medioambiente, se aplicaron políticas de reciclaje, realizando la separación de residuos.  Para lograrlo, se concientizó tanto a los trabajadores como a los clientes habitué.

Cabe resaltar la filosofía innovadora en el sector, donde la aplicación de  pequeñas dosis de humildad, generosidad y compromiso, son demostradas por el personal donde sobre todo se preservan los valores y muestran la cultura atreves de nuestra gastronomía  tradicional.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *