El puente holandés impreso en 3D

    0
    775

    Tecnología en Holanda

    Diario Clarín 24 de octubre 2017 –

    Construyen el primer puente de hormigón creado con una impresora 3D
    El proyecto refleja el futuro de las construcciones modernas.

    La ciclovía holandesa que fue impresa en hormigón. completa y funcional.
    Así luce el puente realizado con una impresora 3D.

    La técnica de impresión en 3D no es solo para construir pequeñas piezas o delicados órganos humanos. Esta técnica del siglo XXI comenzó a utilizarse en la industria de la construcción real, precisamente, para crear un puente de hormigón en Gemert, Holanda.

    Las 800 capas de esta pasarela les tomó alrededor de tres meses para imprimir por completo el material de hormigón pretensado reforzado; muy lejos del plástico que está emparentado con estas máquinas, según comunicó la emisora ??holandesa NOS Theo Salet, de la Universidad de Tecnología de Eindhoven.
    Esta estructura de 8 metros de longitud es ‘el primer proyecto de infraestructura civil que se realizará con impresión de hormigón en 3D’. Y mientras la estructura está destinada a ciclistas, los ingenieros probaron la integridad del puente con una carga de 5.000 kilogramos, un peso mucho más significativo que el puente nunca llevará.

     

    Además de ser el primer puente de hormigón impreso en 3D del mundo, el proyecto también tiene bastantes ventajas medioambientales para la construcción tradicional.

    Los beneficios
    Según el sitio web de la Universidad de Tecnología de Eindhoven, ‘una de las principales ventajas de la impresión es que se necesita mucho menos hormigón que en la técnica convencional, en la que se llena un molde (encofrado)’. Es decir, la técnica de impresión 3D ‘deposita solo el material donde se necesita, lo que disminuye el uso de cemento’. Esta tarea reduce las emisiones de CO2, ya que la producción de cemento tiene una huella de carbono muy alta”.

     

    Por su parte, la universidad señaló que una impresora 3D permite a los arquitectos diseñar un puente en casi cualquier forma, y mejora notablemente el ritmo de construcción.
    «No se deben construir y desmontar estructuras de encofrado, y la malla de refuerzo no tiene que colocarse por separado», señalaron desde la universidad. «En general, los investigadores creen que la realización eventualmente será aproximadamente tres veces más rápida que las técnicas de concreto convencionales.

     

    El proyecto holandés refleja el futuro de las construcciones modernas que buscan diseñar e imprimir estructuras aún más grandes. Para hacerlo, los investigadores anticipan la necesidad de imprimir piezas separadas y luego ensamblar estos componentes individuales en su forma final.”

    Concluyendo.

    Según podemos ver en esta noticia publicada en la versión digital del diario Clarín, el resultado de varias investigaciones científicas se aplicó con éxito a la ingeniería civil. Nos permite suponer que se realizaron numerosos estudios acerca de la posibilidad de aplicar distintos materiales; igual que de la resistencia y su durabilidad. Surge en la combinación de conocimientos científicos de diferentes áreas un nuevo campo por explorar. Desde su invención y en los últimos tiempos las impresoras de tres dimensiones fueron provocadoras de grandes novedades. Nuevos productos se insertan en una infinidad de posibilidades sobre las cuales se experimenta aun, se han logrado numerosas formas de incorporar esta herramienta aún en estudio y desarrollo.

     

    ¿Podría acaso la combinación de técnicas generar cambios significativos en el mundo de la ingeniería civil? No es difícil observar que si tuviera un uso correcto dentro del rol para el que se lo dispuso, este puente para bicicletas fue hecho capaz de soportar mucho más peso que el necesario. Dicha actitud es la forma precavida de los investigadores e ingenieros  ante la necesidad de mantener la estructura utilizable y segura. Les brinda también la oportunidad de generar un seguimiento en el tiempo con las condiciones reales pertinentes al uso del mismo y los factores ambientales que podrían erosionar a la moderna ciclovía holandesa. Seguramente, luego de la repercusión del éxito de esta intervención veremos obras realizadas con mejoras resultantes de la observación de este primer cruce de campos de investigación.

    por Guadalupe D. Mendive Serrano