Inicio Jueves Negro en la bolsa de Nueva York
Array

Jueves Negro en la bolsa de Nueva York

JUEVES NEGRO EN LA BOLSA DE NUEVA YORK

 

El 24 de octubre de 1929 caía la bolsa de Nueva York. Miles de norteamericanos quedaban desamparados.Los indicios de una recesión económica mundial y las advertencias de los expertos de que las acciones estaban sobrevaluadas habían provocado que algunos inversores importantes empezaran a retirarse del mercado, pero el 19 de octubre el impulso de vender alcanzó proporciones alarmantes y los precios empezaron a caer.

Eran los años dorados del consumismo, era tanta la confianza que había que muchos empresarios industriales compraban acciones, siendo Nueva York el centro de la economía mundial. Pero como en los demás países había un desequilibrio con respecto a Estados Unidos no se pudo generar una demanda suficiente que pudiese sustentar la expansión industrial. A medida que la prosperidad aumentaba, los empresarios buscaron nuevas negocios para invertir sus ganancias. Prestaban dinero a Alemania y a otros países e instalaban sus industrias en el extranjero (la Argentina y Brasil, entre otros). También invertían en maquinarias que permitían aumentar la producción.A fines de la década, la prosperidad, que antes estaba basada en el desarrollo industrial, pasó a depender de la especulación. Corría el año 1928 y los ingresos de la población no había subido tanto como para que el consumo siguiera creciendo, los almacenes estaban llenos de mercaderías que no podían ser vendidas y muchas fábricas comenzaron a despedir a sus trabajadores. En 1929 la Bolsa de Nueva York quebró, la crisis fue inevitable y se extendió al sistema bancario, a la industria, el comercio y al agro estadounidense. Esto llevó a que la gente entrara en pánico, y quienes poseían dinero en cuentas bancarias corrieron a retirarlo; a partir de ese momento se genera la Gran ¨Depresión¨. Esto provoca el descenso del consumo, los stocks acumulados crecieran, la industria cayera, endeudamiento de trabajadores agrícolas, las inversiones se paralizaran y muchas empresas tuviesen que cerrar sus puertas.

EXTENSIÓN DE LA CRISIS

Este hecho económico no solamente tuvo impacto en Estados Unidos, también en muchos países, la disminución de la demanda norteamericana, (y por ende, de sus importaciones), frenó las exportaciones de muchos países, con lo que disminuyó el comercio mundial. Debido a la retirada de los préstamos norteamericanos, muchos gobiernos de Iberoamérica tuvieron que abandonar numerosos proyectos. En Europa, la quiebra del Creditanstalt, el mayor de los bancos austriacos, en mayo de 1931, repercutió en muchos otros, que se vieron obligados a cerrar, incapaces de satisfacer sus obligaciones. Los esfuerzos internacionales por ayudar al Creditanstalt sólo lograron agotar las necesarias reservas de otros bancos. En Alemania estaban sin trabajo la mitad de los hombres en edades comprendidas entre 16 y 30 años. En Australia, el desempleo ascendió de menos del 10 por ciento en 1929 a más del 30 por ciento en 1932. En el mundo, el número de los desocupados se elevaba a 30 millones. En las ciudades, el aguijón del hambre impulsaba a infinidad de hombres y mujeres a buscar alimento en los cubos de basura. Mientras tanto, miles de hectáreas de grano se pudrían en los campos porque su recolección y transporte no resultaban económicos. En Brasil se quemaron, por la misma causa, miles de toneladas de café. Al protegerse las naciones con fuertes barreras arancelarias, cuotas de importación, devaluaciónes de moneda y numerosos medios para amparar sus industrias, el comercio internacional se derrumbó.

 

CONCLUSIÓN

Esta crisis nos muestra la importancia que tiene Estados Unidos con respecto a los demás países, sin dudas es una de las mas grandes potencias en todo sentido, y con el derrumbe de la bolsa de Nueva York se cae la economía mundial. La caída de las instituciones políticas del capitalismo conduce al fortalecimiento de la propuesta corporativa en sus diferentes variantes (fuerzas armadas, Iglesia, sindicatos y organizaciones empresariales), cuya función será recibir y dar respuestas a las demandas que se generen.

Artículo anteriorEl país más famoso por su tolerancia
Artículo siguientelas Cetonas

Reservá tus vacaciones

Fotografía