Inicio Seguridad en Autoelevadores
Array

Seguridad en Autoelevadores

Un autoelevador es un vehículo autopropulsado, con conductor sentado, que es utilizado para la elevación y transporte de cargas de hasta 3.500 kg, provisto de contrapesos integrados a la estructura, mástil/torre y cilindro de elevación, al cual se le adicionan accesorios especialmente diseñados, según las tareas que se deban realizar.

Estos vehículos se encuentran normalmente en las diferentes industrias como también en diferentes espacios de trabajo, ya que facilitan el traslado de grandes cargas o materiales.

Frecuentemente podemos encontrar accidentes laborales, que son ocasionados a causa del mal accionar de los equipos y el poco mantenimiento de los mismos.

A continuación, detallaremos una serie de normas básicas que se deben tener en cuenta a la hora de operar estos vehículos:

Controles del vehículo

El operador del autoelevador realizara diariamente antes de comenzar su turno de trabajo un chequeo general del equipo.

En caso de contar con fallas o irregularidades, se deberá dar aviso al supervisor/gerente quien tomará la determinación de si el equipo puede ser operado o no.

En caso de quedar el mismo fuera de servicio, deberá contener una señalización que así lo indique para evitar su funcionamiento.

Trimestralmente personal especializado se encargará de realizar una revisión general del estado de todos los elementos del aparato.

Normas de seguridad

El autoelevador para ser operado debe contar con los siguientes elementos de seguridad:

  • Placa identificatoria de carga
  • Cinturón de seguridad
  • Cabina resistente a caída de cargas
  • Luces de giro, balizas, posición y freno
  • Bocina
  • Dispositivo de aviso de retroceso, acústico-luminoso
  • Extintor acorde con el riesgo existente.
  • Espejos retrovisores en ambos lados del vehículo
  • Freno de estacionamiento que permita mantenerlo inmóvil con su carga máxima y con la pendiente máxima admisible
  • Superficies antideslizantes en pedales de mando, pisos y peldaños

Usar los elementos de protección personal (EPP)

Antes de comenzar a trabajar el operario designado, deberá estar equipado con los siguientes EPP:

  • Casco
  • Zapatos de seguridad (antideslizantes con puntera reforzada)
  • Antiparras
  • Guantes de seguridad
  • Protectores auditivos

 Normas generales

Solo el personal autorizado, quien fue debidamente capacitado y certificado, podrá hacer uso de estos vehículos.

Se debe tener en cuenta nunca exceder el límite máximo de carga admisible.

Las horquillas/uñas deberán estar siempre lo más cercanas al piso, estén cargadas o no.

Comprobar que la carga a transportar/ mover, este lo más estable posible (nunca transportar materiales sueltos como madera, tuberías o caños).

No circular nunca con la carga elevada o realizar giros (reduce la estabilidad).

Circular marcha atrás si la carga obstruye la visión del conductor.

No permitir que nadie se pare o camine debajo de las horquillas/uñas elevadas, estén o no cargadas.

Conducir por las líneas/áreas delimitadas en el piso evitando interrumpir el paso de peatones.

Prohibido llevar, elevar o transportar personas.

Durante el traslado de cargas mantener la misma levemente inclinada hacia atrás y las horquillas/uñas lo más cercanas al piso posible.

El autoelevador no podrá ser utilizado para remolcar o empujar, salvo lo especificado por el fabricante.

Cumplir con los límites de velocidad establecidos.

Ceder siempre el paso a los peatones, tienen la prioridad.

Al cargar combustible se deberá realizarlo en una zona específicamente designada y con el motor apagado.

Examinar las condiciones del trayecto por el cual se va a concurrir (para evitar los pisos desnivelados, derrames u objetos caídos), asegurarse de que sean firmes y seguros, que soporten el peso del vehículo junto con el de la carga.

Al elevar una carga vigilar las tuberías, red electica, lamparas, etc.

Conservar una distancia de tres autoelevadores, con el que se encuentra adelante.

Conclusión

Los accidentes o lesiones causadas hacia los trabajadores suelen ser ocasionadas por falta de atención, distracción, velocidad excesiva, procedimientos inadecuados o bien malos hábitos al conducir, es por eso que la Superintendencia de Riesgos del Trabajo (SRT) diseño e implemento una resolución 960/15 que en conjunto con el decreto 351/79 de la Ley 19587/72, nos informan y nos obligan a cumplir con ciertos requisitos a la hora de trabajar con estos aparatos, para general un ambiente de trabajo mas seguro.

Reservá tus vacaciones

Fotografía