Inicio LA APERTURA DE IMPORTACIONES PREOCUPA A LOS GOBERNADORES
Array

LA APERTURA DE IMPORTACIONES PREOCUPA A LOS GOBERNADORES

Es un problema que atraviesa al país de punta a punta. Los cierres de fábricas no cesan y los mandatarios provinciales levantan la voz para ver si, de una vez, el gobierno reflexiona sobre un aspecto central: las importaciones.

En La Rioja, lo que preocupa es el sector textil. El gobernador Sergio Casas, durante la apertura de la 98° reunión del Consejo Federal de Trabajo dijo: “necesitamos un equilibrio en la apertura de importaciones”.

“El Parque Industrial de La Rioja es el principal polo textil de Sudamérica”, afirmó Casas para realzar la problemática; y añadió que necesita “un techo a las importaciones y que se pueda dar un rango de competitividad para mantener las fuentes laborales”.

Sindicatos y empresarios locales sellaron un acuerdo de cese de los despidos por 180 días, aunque desde la CGT local advirtieron que los empresarios están incumpliendo su parte.

También en Catamarca afecta la situación textil. Allí en un acto de entrega de maquinarias a Vialidad, la gobernadora Lucía Corpacci dijo: “hay una crisis industrial inocultable”, además agregó: “La apertura a la importación masiva pone a la industria nacional en serias dificultades, si a eso le sumamos el incremento de la tarifa eléctrica y del combustible, hay que reconocer el impacto”.

En Chubut, Mario Das Neves se reunió con los trabajadores de la empresa Guilford para avanzar en una serie de subsidios estatales tras el cierre de la compañía. El gobernador llevó el tema a su última reunión con el ministro de Producción de la Nación, Francisco Cabrera, a principios de mes. “El planteo más importante que hicimos con respecto al sector textil fue lo referido a la situación específica de la hilandería y apertura de importaciones”, dijo el titular de la cartera de Producción de Chubut, Pablo Mamet.

En Rosario, el cierre de la fábrica de llantas Mefro Wheels encendió las alarmas. Miguel Lifschitz, gobernador de la provincia de Santa Fe, cuestionó la política de barreras bajas del Gobierno nacional y señaló: “No podemos poner en riesgo la industria nacional con productos importados que compiten a precios más bajos”.

El ingeniero dijo: “Las grandes inversiones no llegaron y no hay certezas de que vayan a llegar”, y agregó que “si se mantuvieron puestos de trabajo, fue por el esfuerzo de productores y empresarios de esperar la evolución de la economía antes de tomar medidas drásticas”.

Alberto Rodríguez Saá, cuya provincia vivió el cierre de textiles como Alpargatas o Puma a finales de 2016, también mostró preocupación sobre el tema. En su reunión con Oscar Parrilli en el Instituto Patria -afín al kirchnerismo-, los dirigentes peronistas declararon unir fuerzas contra la apertura indiscriminada de las importaciones y contra las políticas neoliberales.

……………………………………………………………………………………………………………..

Esta nota la asocio con “mano invisible”, que denominó Adam Smith. Él decía que cada uno trate de producir sus bienes al mejor precio posible, para ganarles a sus competidores.

Dijo que todos los miembros de la comunidad van a hacer lo mismo y que el conjunto de bienes existentes aumentará al máximo. Pero lo que destaca Smith, cualquier intervención del Estado sobre el mercado va a trabar el mecanismo de oferta y demanda, lo que va a generar ineficiencia y se va a producir menores bienes para la comunidad. Esto es lo que Catamarca, La Rioja, Rosario y San Luis critican del Gobierno Nacional por las políticas que están llevando al país a una situación delicada como es la pérdida de puestos de trabajo.

Smith dice que un país va a tener ventajas absolutas sobre otro, cuando la producción de un mismo bien pudiera fabricarlo con menores costos. Por ejemplo: La Rioja es el principal polo textil de Sudamérica, según el gobernador Sergio Casas, no va a poder competir con los costos que se manejan en el exterior, esto hace que no podamos superarlos. Por este motivo no vamos a tener ninguna ventaja.

Adam no estaba de acuerdo con el libre comercio ya que solo beneficiaba a Inglaterra. Lo mismo destaca la nota con las provincias mencionadas. Si hay libre comercio piden que regularicen los inconvenientes de las importaciones.

Si aplicaríamos el modelo de David Ricardo, sería más eficiente en este caso, ya que decía que todos los que participan del libre comercio internacional, libre de trabas, van a ser beneficiados, inclusive aquellos países que tengan ventajas absolutas en todos sus productos. Argentina solo tiene ventaja absoluta en la agricultura, y las provincias quieren y necesitan subsistir con la industria nacional.

El actual gobierno, se enfoca en este modelo, ya que al tener ventajas absolutas en la agricultura exportan lo producido beneficiando más al campo, que a otras industrias. Pero al no tener ventajas en otros sectores el estado no tiene otra opción. Por el momento, es preferible estar en el mercado internacional a no estarlo.

Otra de las políticas que realiza este gobierno, como los anteriores, es mantener el dólar bajo para que no se incremente la inflación, ya que si el Banco Central (órgano dependiente del gobierno que regula el funcionamiento bancario y el sistema monetario de un país), que es uno de los responsables del tipo de cambio, aumenta el dólar al valor real, los precios del mercado aumentarían mucho más y provocaría que  baje el consumo, y las empresas cerrarían porque no podrían hacerse cargo de los egresos.

Artículo anteriorTrabajos en Espacios Confinados
Artículo siguientePaneles Solares

Reservá tus vacaciones

Fotografía