Inicio Cómo influye el color en las personas
Array

Cómo influye el color en las personas

Cuando observamos el círculo cromático advertimos que los colores se dividen en dos secciones: colores cálidos y colores frios.

  • Colores cálidos, compuestos por el rojo, el amarillo y sus combinaciones.
  • Colores fríos, compuestos por el azul y el verde.

Además están los colores neutros, que están compuestos por el blanco y la gama de los grises.

Según sea el nivel de iluminación, el aspecto que presenta cada color nos puede producir sensaciones distintas.

 

Efectos psicológicos del color

 

Los colores fríos son sedantes, suaves, estáticos, sombríos, tristes, húmedos. Además, dentro de este grupo de colores, los claros dan la sensación de frescura, soledad y descanso, mientras que los oscuros sugieren tristeza y melancolía.

Al contrario de lo que sucedía con los colores cálidos, los colores fríos dan la impresión de amplitud, es decir, hacen que un lugar parezca más grande.

Los colores cálidos dan la sensación de adelantarse en el plano, como si fuesen más cercanos o más próximos (se denominan también colores próximos), ya que producen la sensación de sobresalir entre los otros y situarse en el primer plano. Pueden utilizarse, asimismo, para llamar la atención hacia un determinado elemento, aunque si esto se realiza en exceso puede resultar agobiante. En un espacio reducido es importante utilizar tintes pálidos de estos colores si lo que se desea es darle calidez sin hacerlo demasiado cerrado.

Si se desea agrandar un espacio pequeño o colocar en un segundo plano algún elemento que no queramos hacer muy visible, conviene emplear tonalidades pálidas. Como se trata de colores fríos pueden dar un aspecto gélido a un lugar, y lo mejor es reservarlos para habitaciones muy soleadas.

Los colores neutros (gris y beige) transmiten una refinada sobriedad, clásica y elegante.

 

Psicología del color

 

Cada color produce una sensación diferente y cada persona tiene sus propias preferencias, pero de manera general, todos percibimos una reacción física ante la sensación que produce un color, como la de frío en una habitación pintada de azul o la de calor en otra pintada de rojo. Distintas investigaciones han demostrado que para la mayoría de las personas, son reacciones comunes, inconscientes y que tienen alguna asociación con la naturaleza. Así, los colores cálidos se consideran estimulantes, alegres y hasta excitantes mientras que los colores fríos son tranquilizantes, sedantes y en algunos casos deprimentes.

Amarillo

El amarillo es el color que se relaciona con el sol y significa luz radiante, alegría y estímulo. El amarillo estimula el sistema nervioso central. Por ser un color de alta luminosidad es usado con ventaja en ambientes con poca luz natural y también para señalizaciones. Físicamente causa la sensación de aumento de temperatura y de volumen de los ambientes.

Azul

El azul es serenidad, infinito y frialdad. Tiene también un efecto calmante y es adecuado para ambientes donde se vaya a descansar; con la precaución de que si las áreas son muy extensas tornan los ambientes fríos y vacíos.

Rojo

El rojo está relacionado con el fuego y sugiere calor y excitación. El rojo tiene una poderosa acción estimulante sobre el estado de ánimo del ser humano. Usando este color de manera adecuada tiende a dar vida y alegría a las superficies produciendo la sensación de aumento de volumen y de temperatura de los ambientes. No obstante, hay que tener cuidado a la hora de utilizarlo ya que en espacios muy extensos puede ser opresivo e irritante.

Naranja

El naranja, mezcla de amarillo y rojo, tiene las cualidades de éstos, aunque en menor grado. El naranja usado en pequeñas áreas es estimulante y provoca bienestar alegrando los ambientes. Usado en exceso se torna irritante. La sensación física que causa es aumento de la temperatura y volumen de los ambientes.

Verde

El verde, color de los prados húmedos, es fresco, tranquilo y reconfortante. El verde tiene un efecto calmante y relajante, utilizado en exceso torna a los ambientes monótonos, físicamente causa la impresión de liviano y distante.

Violeta

El violeta es un color delicado, fresco y de acción algo sedante.

En estos seis colores básicos se comprende toda la variedad de matices que puede obtenerse por las mezclas entre ellos y también por la de cada uno con blanco y negro; en cada uno de estos matices participa el carácter de los colores que intervienen, aunque con predominio de aquél que intervenga en mayor proporción.

Negro

El negro físicamente usado solo, da la sensación de aumento de temperatura y opresión y disminución del volumen de los ambientes. Es un color que normalmente se usa en combinación con otros colores.

Blanco

El blanco es estimulante y alegre, aclara los ambientes; usado en exceso provoca la sensación de cansancio a la vista, físicamente produce aumento de volumen de los ambientes.

 

Como conclusión podemos señalar:

  • Los colores más tranquilizantes: azul y azul verdoso o violáceo.
  • Los colores más sedantes y confortables en decoración: verde, azul claro y violeta claro. Los matices crema, marfil, beige, gamuza, y otros de cualidad cálida, son alegres y tienen cierta acción estimulante, pero tanto unos como otros, deben ser usados en áreas amplias y de forma adecuada.
  • Los colores con mayor poder de excitación, son rojo, rojo anaranjado y naranja.

Reservá tus vacaciones

Fotografía