Inicio Riqueza e Indiferencia: Dejan un desastre ambiental
Array

Riqueza e Indiferencia: Dejan un desastre ambiental

Riqueza e indiferencia: dejan un desastre ambiental

La mina Veladero es una mina de oro y plata que tiene un yacimiento a cielo abierto de 12,8 millones de onzas presentes en las tierras, donde los minerales se extraen a través de procesos de lixiviación con cianuro y con una vida útil estimada de 14 años. Se sitúa aproximadamente a 350 km al noroeste de la ciudad de San Juan en el departamento Iglesia y a una altura entre 4000 y             4850 m en la Cordillera de los Andes.

La mina es propiedad de la empresa canadiense Barrick Gold. En el 2003, Barrick Gold obtuvo la aprobación de Estudio de Impacto Ambiental de Veladero y, en octubre de 2005, inició los trabajos de construcción para la explotación.

ANÁLISIS DE RIESGO

Los riesgos que pueden generarse en el tratamiento para la extracción de oro y plata utilizando agua cianurada son las siguientes:

*Fuga de cianuro en forma de gas.

*Posible contaminación en la piel.

*Impacto ambiental por el traspaso de cianuro a las napas subterráneas, lo que es peligroso para la comunidad que reside cerca de la mina.

*Contaminación ambiental en zona de ríos: la empresa toma el agua de los cauces y la incorpora a un circuito cerrado impermeable para separarla del cianuro, la plata y el oro y, por último, la reutiliza purificándola y neutralizándola. En caso de que decidan regresarla a los ríos, deben cumplir previamente con los requisitos de pureza eliminando cualquier residuo peligroso para las personas.

SABER QUÉ

El cianuro de hidrógeno, líquido o gaseoso, es fuertemente tóxico para los humanos. Las sales alcalinas que posee, las cuales se disuelven con facilidad, pueden ingresar al cuerpo por inhalación, ingestión o absorción a través de los ojos y la piel y, también, al entrar en contacto con las membranas mucosas. Asimismo, el nivel de absorción de la piel aumenta cuando está cortada, deteriorada o húmeda.

El cianuro está presente en forma natural en plantas y alimentos como las almendras, en las nueces y en las semillas de manzana. entre otros Por otro lado, lo que va a generar su nivel de toxicidad va a depender del grado de concentración en sus distintas formas (aire, agua o sólido). Esto puede causar serios problemas a un organismo desde una descompensación hasta la muerte.

En un ambiente cerrado y reducido, el cianuro como gas (ácido cianhídrico) es el más tóxico ya que actúa en forma veloz y produce una asfixia mortal. En cambio, en espacios abiertos, este gas se evapora y se dispersa rápidamente haciendo que sea menos dañino. Además, al ser menos denso que el aire tiende a elevarse.

Por otro lado, el cianuro diluido en agua va a depender de la concentración que tenga para que sea tóxico. Entre 5 y 7 microgramos por litro es tóxico para la reproducción de algunos peces. Sin embargo, si una persona ingiere esa cantidad no presentará ningún síntoma. Entre 20 y 70 microgramos es mortal para los peces mientras que para los humanos es solamente tóxico y pueden presentar síntomas como cefaleas, dificultad respiratoria y problemas cardíacos. No obstante, cuando pasa los 200 microgramos por litro de agua es mortal para cualquier especie.

ESPECIES EN PELIGRO

La actividad minera pone en peligro a las especies de la Reserva Biosfera Provincial San Guillermo, protegida por la UNESCO. En esta reserva, hay poblaciones de vicuñas y guanacos como también algunos mamíferos, por ejemplo, el puma, el zorro colorado y el zorro gris chico, y diferentes tipos de aves, entre ellas, el keú andino y el cóndor. Otras especies en riesgo de extinción son la gallareta cornuda, el suri cordillerano o choique, el lagarto cola de piche de San Guillermo, el chelco de San Guillermo y un roedor llamado rata de las vegas.

ASPECTO IMPORTANTE

En septiembre de 2010, se aprobó la ley 26 639 de Régimen de Presupuestos Mínimos para la Preservación de los Glaciares y del Ambiente Peri glacial. La norma consideró a los glaciares como recursos naturales estratégicos y, además, estableció los presupuestos mínimos para su conservación. Esto último implica la realización de un inventario nacional de glaciares y ambiente peri glacial, la prohibición de la minería y la explotación hidrocarburífera sobre éstos y en su ambiente, y la realización de auditorías ambientales a los proyectos industriales en ejecución.

Según indica el artículo 15, el área donde se ubican los proyectos en ejecución debe ser considerada prioritaria. Sin embargo, nunca se identificaron esas zonas, y el emprendimiento Veladero siguió explotando oro a cielo abierto sobre glaciares y ambiente peri glaciar. Como consecuencia, genera, entre otros impactos, que un millón de litros de agua cianurada fueran vertidos al ambiente.

Por otra parte, no se respetó el artículo 56 de la ley 24 051 de Residuos Peligrosos, que establece la imprudencia o negligencia en el accionar, porque se dejó abierta la compuerta que permitió la salida del cianuro arrastrando y activando otros metales pesados. Tampoco se respetó la ley de glaciares.

Un sector de la justicia garantizo la impunidad de los derrames producidos desde sus comienzos. El mayor derrame se dio en el 2015, a pesar de que ya habían ocultado tres. Luego, en el 2016 hubo otros y, el 28 de marzo de 2017, se produjo un nuevo incidente que, según los informes de la empresa, se debió al desacople de cañerías. Este último, no afectó a personas ni cursos de agua ya que fue contenido.

Pero ¿quién garantiza la verdad?, siempre hubo ocultamientos. El peor desastre ambiental de la historia argentina quedó impune hasta la actualidad.

 

.
Imagen relacionada

 

Reservá tus vacaciones

Fotografía