Inicio Ambiente laboral toxico
Array

Ambiente laboral toxico

Síntomas de un ambiente tóxico

Si estás viviendo 3 o más de estas situaciones, sin duda trabajas en un ambiente negativo:

  1. Tu jefe te hostiga a ti y a otros 
  2. No hay trabajo en equipo, cuando algo sale mal se busca un culpable, no una solución
  3. Con frecuencia tu jefe o colegas toman crédito por tu trabajo
  4. Estás haciendo el trabajo de dos o más personas sin reconocimiento o remuneración adicional
  5. Hay reglas y procedimientos establecidos, pero nadie las sigue
  6. Circulan rumores, chismes y acusaciones 
  7. El jefe está ausente o no se ocupa de sus tareas
  8. Parece que la gente incompetente jamás será despedida, en cambio elementos valiosos son despedidos o renuncian
  9. Tus colegas tienen comportamientos agresivos o se irritan con facilidad, la gente no se comunica con cordialidad y respeto
  10. No existe ningún plan de desarrollo, integración o capacitación
  11. La gente menos adecuada recibe ascensos
  12. La comunicación es deficiente, las personas no conocen sus funciones  y por lo tanto no saben qué se espera de ellos.

¿Cómo te afecta?

Actualmente obtener un empleo y tener estabilidad no es cosa fácil, y quizá pienses que más vale aguantar este tipo de situaciones antes que poner en riesgo tu trabajo.

Sin embargo, el precio que puedes llegar a pagar por un empleo que te estresa, daña tus relaciones personales y tu autoestima, es muy alto.

Un estudio realizado por GNP indica que 75% de los empleados mexicanos sufren de estrés laboral, que es responsable de desencadenar enfermedades cardiovasculares, depresión, alteraciones gastrointestinales y accidentes.

Estudia una Maestría sin dejar de trabajar y obtén un mejor empleo

 

¿Qué hacer?

Cada situación laboral es diferente, en ocasiones estos síntomas tienen una raíz más profunda, una de ellas puede ser una mala situación de la empresa. Cuando una organización está en crisis se descuida al personal y no se ejerce un liderazgo efectivo.

Si es tu caso te conviene iniciar una búsqueda de empleo, para tener opciones en caso de que la situación se torne insostenible.

Cuando el problema es un mal líder, una mala organización o un grupo de colegas problemáticos, hay oportunidad de generar un cambio. Acércate con tu jefe y cuéntale tus inquietudes, pero cuida de llegar con algo más que quejas, intenta proponer estrategias que mejoren la productividad y el rendimiento del equipo.

Convierte tu malestar en acción, si no obtienes resultados, sin duda es tiempo de buscar nuevas oportunidades.

 

 

Conclusión

En conclusión tener un líder negativo, mas la falta de de comunicación y  la desmotivación laboral se podría resolver teniendo un líder del siglo XXI.

El líder del siglo XXI es:

  • Coherente
  • Desarrolla el talento de los trabajadores
  • Delega y empodera al equipo
  • Esta informado y lo demuestra en la practica
  • Sabe motivar y reconocer un buen labor
  • No acepta los malos comportamientos
  • Enseña y guía al grupo

 

Reservá tus vacaciones

Fotografía