Inicio El plan estratégico para tu negocio electrónico
Array

El plan estratégico para tu negocio electrónico

Aun en el año 2017, existen muchos comerciantes que durante años han generado sus ventas con métodos tradicionales de markenting y se resisten a la utilización de las nuevas tecnologías porque desconocen de los beneficios que las mismas les podrían generar. Por eso, en este artículo, describiremos en detalle, de que se trata este mundo tan misterioso para algunos y todas las bondades que pueden obtener con su correcta utilización.

Con el paso del tiempo, dentro del mundo de las empresas que ofrecen diferentes productos o servicios, fue creciendo de manera abismal la competitividad, lo que llevo a las entidades a la necesidad de generar nuevas estrategias de negocio para lograr una ventaja competitiva. Para esto, se comenzó a implementar “E-tecnology”, también conocida como “internet”, como herramienta, gracias a los avances de la tecnología, pero el uso de la misma, creció tanto que también se comenzó a necesitar una estrategia para destacarse en la web.

Ahora bien, dentro de un plan estratégico de este tipo, se debe tener bien determinado qué se debe hacer, cómo se hará y como se puede dar cuenta una empresa si este plan cumple o no con los objetivos establecidos y deseados.

Este plan contara con diferentes fases.

La primera consta de la recopilación y análisis de toda información relevante acerca de la empresa, quienes son sus potenciales clientes, quien su competencia en el mercado, que imagen quiere proyectar, etc.

Es importante conocer las fortalezas, oportunidades, debilidades y amenazas de la entidad para lograr crear un plan eficaz y eficiente.

En esta fase deberíamos poder terminar definiendo quién es la entidad, qué hace mejor que los demás y qué deben hacer para igualar o mejorar el nivel de la competencia, como premisa para no confundir quienes son, con lo que quieren llegar a hacer.

Además, debemos definir cuáles son los objetivos del plan, pudiendo tener objetivos generales como ser, aumentar las ventas, como objetivos más específicos como aumentar el porcentaje de clientes fieles a la marca.

Una vez definidos dichos objetivos, deberemos definir el target, el público objetivo al que queremos apuntar, pudiendo enfocarnos en su ubicación geográfica, su poder adquisitivo, su edad, su género, etc.

Luego se realizará un análisis del entorno donde estudiamos el estado actual y la evolución del mercado donde trabajaremos tratando de localizar a la competencia y sus características de manera virtual y luego se definirán un listado de palabras claves con las que nos gustaría aparecer en internet en buenas posiciones.

Siempre se recomienda seguir a la competencia en las redes sociales para conocer que hacen y como les funciona.

Pasada la fase de investigación, seguiremos con la de estrategia de promoción en la que definiremos que acciones vamos a llevar a cabo para alcanzar los objetivos deseados.

Se comienza por cuidar la tienda online pensando en que debe ser usable y compatible con otros dispositivos móviles, disponer de los medios de pago adecuados, gastos de envío, etc.

Después se comenzarán a definir estrategias para que nuestro sitio web comience a ganar visibilidad, ya que una vez que generemos un buen posicionamiento en los buscadores, los resultados permanecen durante largos periodos de tiempo.

Paso siguiente buscaremos generar contenidos de calidad con periodicidad hasta que nos posicionemos como referentes en el sector haciendo que aumente el comercio electrónico. Esta etapa se llama “content marketing”.

Luego se programarán los newsletters y los emails promocionales que servirán de complemento al content marketing intentando aumentar los potenciales clientes. Estos se enviarán de forma ocasional para no cansar al cliente y serán informativos sobre nuevos productos u ofertas online.

En el caso de que el producto tiende a generar excedentes, existen portales de venta que se encargan de generar ventas del stock excedente, también llamados “Portales satélite”.

En este punto de la estrategia, resta identificar las redes sociales de nuestro interés para generar una inversión en cada una de ellas para una mejor comunicación y finalmente se hará un análisis de los resultados de nuestras acciones, inversiones y cumplimiento de objetivos para poder tomar decisiones a futuro que nos ayuden a alcanzar nuestras metas.

Podemos concluir en que la venta virtual, es similar a la venta en un negocio tradicional, ya que también deberemos analizar nuestras decisiones para que obtengamos más oportunidades de éxito pero en este caso, si tenemos una buena estrategia de marketing digital, se podrá generar un alcance mucho mayor que solo con la venta al público.

 

 

Reservá tus vacaciones

Fotografía