3 marzo, 2024

El “concepto de venta” surgió a partir del aumento de la producción en la época de la revolución industrial, donde el exceso de oferta de productos hizo necesario que las empresas buscaran cómo “colocar” sus productos en el mercado.
Con lo cual podemos afirmar que la venta cumple un rol vital ya que consiste en colocar un producto en el mercado y no tan solo eso, sino que también se trata de saber venderlo y colocarlo teniendo en cuenta de qué .
modo y a qué costo.

EMPRENDEDOR
es habitual emplear este término para designar a una «persona que crea una empresa» o que encuentra una oportunidad de negocio, o a alguien que empieza un proyecto por su propia iniciativa.
Fue definido por primera vez por el economista anglo-francés Richard Cantillon como «la persona que paga un cierto precio para revender un producto a un precio incierto, por ende tomando decisiones acerca de la obtención y el uso de recursos, y admitiendo consecuentemente el riesgo en el emprendimiento».
Entonces podemos decir que el emprendimiento es aquella actitud y aptitud de la persona que le permite emprender nuevos retos, nuevos proyectos; es lo que le permite avanzar un paso mas, ir mas allá de donde ya ha llegado.
Es lo que hace que una persona esté insatisfecha con lo que es y lo que ha logrado, y como consecuencia de ello, quiera alcanzar mayores logros.

Hay una realidad dentro de lo que es empezar y sustentar un negocio.
No existen proyectos que logren consolidarse sin financiamiento adecuando a la realidad de un emprendedor. Éste podría ser uno de los principales obstáculos para crecer.
«Normalmente, la tarea de conseguir fondos comienza por el entorno, con el método conocido como las «tres F»: Friends, Family and Fools.
Las dos primeras efes del trío no generan muchas dudas, hacen referencia a los amigos y a la familia del fundador o los fundadores. La última efe, la de los tontos o locos, se refiere a aquellos inversores que sin ser expertos apuestan por el proyecto», apunta Leonardo Rocco  CEO de SAT Invetment Group y presidente de la Escuela Argentina de Finanzas Personales. 

Al tomar la decisión de emprender con un negocio personal nos encontramos con distintas situaciones, algunas favorables y otras que obstaculizan las distintas metas. Sin embargo, las ventajas pueden superar a los inconvenientes en ciertos momentos.

Ventajas
Más flexibilidad: los vendedores pueden planificar su esfuerzo de acuerdo al cliente.
Rápida adaptación: los vendedores pueden mejorar sus negocios en el acto, de acuerdo a las reacciones que perciban.
Concentración del esfuerzo: la venta personal permite llegar directamente al comprador potencial con más precisión que con otros medios.
Ingresos inmediatos: la venta personal permite cerrar una operación y hacer la cobranza inmediata.
Los vendedores pueden llegar a reconocer otros aspectos mercadotécnicos, como investigación del mercadeo, desarrollo de información sobre venta, créditos, ideas para nuevos productos etc.

Desventajas
Les afecta con mayor facilidad los problemas que suscitan en el entorno económico como la inflación y la devaluación.
Se requiere una intensa dedicación horaria.
Viven al día, y no pueden soportar largos períodos de crisis en los cuales disminuyan las ventas.
Es un alto costo. El esfuerzo y la inversión en la venta personal deben realizarse y conducirse de la manera más inteligente y ordenada.

CONCLUSIÓN

Hoy por hoy quienes buscan trabajo y oportunidades pueden ser contratados por una empresa u optar por emprender un negocio propio y la idea de ser su propio jefe resulta más atractiva que trabajar en relación de dependencia. El sueño de la propia empresa está presente en jóvenes, en personas que perdieron su empleo, en hombres y mujeres de cualquier edad.
Las redes sociales están sirviendo como canal de oportunidades, impulsando las ventas siendo Facebook e Instagram las plataformas más utilizadas. Esto beneficia totalmente al negocio propio obteniendo un mayor alcance al público.
Pensar en grande, querer crecer y lograr reconocimiento a través del negocio propio no está mal, lo que sí hay que tener en claro es que existen trabas y a simple vista podemos observar el panorama de lo que se está viviendo. Con esto me refiero a la fuerte suba de impuestos, que hace su trabajo desanimando y perjudicando a las pymes y a cualquier tipo de emprendimiento.
Con el paso del tiempo y una buena organización esta situación puede llegar a revertirse.
Seguido de esto uno también debe saber reconocer cuando es tiempo de retirarse o de darle un nuevo rumbo al proyecto.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *