20 febrero, 2024

“Sobredosis de TV”, este título de un tema de Soda Stereo le queda perfecto a esta película, ya que muestra como los medios de comunicación masiva pueden interferir en la cabeza de las personas logrando olvidar cosas o cambiar pensamientos en un instante. En este caso se busca evadir o que la sociedad se olvide de una grave acusación sobre abuso sexual a una niña que recae sobre  el actual presidente de Estados Unidos y candidato para una reelección, generando que pierda votantes y que los medios de comunicación de todo el país hable de este tema faltando solo 11 días para las elecciones. La forma que se aborda el problema es creando una guerra contra Albania, acusando de que este país poseía arma nucleares y pertenecían a una red terrorista y que es una amenaza para USA. Para recrear esta cortina, Conrad Brean (Robert Deniro) busca a un productor de cine de Hollywood (Stanley Motss) para que en su estudio de televisión, monte escenas de  una guerra con Albania adaptándose a distintas circunstancias que se presentaban. El único motivo por el cual se elige Albania, porque la sociedad de Estados Unidos es ignorante con respecto a ese país y cualquier noticia de los noticieros puede ser considerado una verdad. Una verdad que nos enseña esta película que puede ser inventada, adaptada a las necesidades de quien lo comunica y lo que quiere que se comunique. Podemos relacionar esta película con las teorías de la comunicación tales como la de aguja hipodérmica que trata de como los medios de comunicación masiva “inyecta” cierta información que consideran verídica,  que tiene como fin producir algún cambio de actitud sobre el emisor. Otra teoría que podemos atribuir  que tiene relación con esta película es el modelo conductista-funcionalista: que proviene de la rama de la psicología y trata de entender los cambios de conducta en la sociedad , es por eso que los medios deben ser como una forma anestesiante , que permite al  emisor participar sin mucho conocimiento, como pasa con el caso de la falsa guerra o de la apariencia de guerra.

A modo de conclusión podemos decir que los medios de comunicación que tienen alcance a muchas personas, sin importar la distancia ni el tiempo,  son capaces de cambiar el pensamiento de una persona, modificando una verdad, con el fin de lograr cierto objetivo en la modificación de la mentalidad de las personas