25 mayo, 2024

¿No quieres que tus empleados odien su trabajo? Asegúrate de no realizar estas cosas.

En muchos casos cuando eres dueño de una empresa o director, suele suceder que los empleados no tengan la misma ambición o dirección de trabajo que vos mismo. Esto puede ocurrir por muchos motivos, ya sean internos a la empresa o externos, como puede ser problemas caseros o de inestabilidad emocional, pero lo que sí debes asegurarte es en enfocarte en tus empleados, observarlos y a través de su mirada o su empeño en el trabajo detectar cuán satisfechos están con su labor. Todos sabemos que es muy difícil logar que todos los miembros de una empresa tiren el carro hacia el mismo lado y con el mismo ímpetu, pero es primordial que tus empleados capten el buen ambiente laboral, el cual los llevará a desempeñarse eficazmente, y no que tomen como un castigo el hecho de trabajar.

A continuación, observaremos algunos ítems o temas a tener en cuenta si no quieres que tus empleados estén a disgusto:

  • Las sorpresas: cuando el empleado se dirige hacia el lugar de trabajo o mismo mientras desayuna previamente, va programando mentalmente su día laboral, esto implica la organización del tiempo y espacio del que dispone y la organización cronológica de sus actividades a realizar. Si tú cambias alguno de los factores de trabajo del empleado, provocarás, probablemente, un malestar en él. Por ejemplo, si de una mañana a otra quieres que un empleado realice primero un informe sin previo aviso, el cual tenía pensado realizarlo sobre el fin de la jornada laboral, probablemente causes un desorden mental que lo llevará al malestar.
  • El favoritismo: Si hay algo que los empleados detestan a diario es el favoritismo de su jefe hacia algún compañero de trabajo, o que reconozcan más el trabajo de un compañero que el propio.
  • Los objetivos poco claros: Algo importante a la hora de poner en marcha la jornada laboral, es establecer de arranque cuáles son los objetivos alcanzar, ya que en muchos casos los empleados llevarán a cabo sus actividades de acuerdo a los objetivos pactados. Este ítem va un poco de la mano con el primero, ya que si a un empleado a mitad de la producción le indicas cuál es el objetivo diario provocarás la desesperación y/o apuro en caso de no llegar, por alcanzar dicho objetivo.
  • La incompatibilidad entre políticas y realidad: Aunque toda empresa tiene sus propias reglas y políticas a la hora de realizar las tareas, se debe tener en cuenta el porcentaje propio de realismo. ¿Qué quiere decir esto? Sencillo, que si a un empleado le pides que haga algo de tal manera y alcance determinado objetivo, debes tener en cuenta que debe ser alcanzable por el personal.
  • Falta de coherencia: Los empleados suelen realizar sus actividades con el objetivo de ser vistos con buenos ojos por los jefes, incluso los pueden ver como modelos a seguir. Sin embargo, cuando un jefe dice una cosa y hace totalmente lo opuesto, los empleados pueden molestarse ante la falta de coherencia.
  • Los jefes aislados: Un jefe debe ser un empleado con distinta responsabilidad y autoridad, pero esto no implica el aislamiento de un jefe en relación con sus empleados, es decir, un jefe que pasa todo el día encerrado en su oficina lejos del sector productivo de sus empleados, no estará enterado de los problemas o la insatisfacción que sus empleados tengan. Por eso debes siempre mostrarte a disposición de ellos a la hora de manifestar sus inquietudes.
  • No reconocer el trabajo: Si un empleado pone todo su empeño a realizar el mejor trabajo posible, lo menos que puede hacer un jefe es darle el crédito por tal desempeño. Si le robas la idea/trabajo o no lo reconoces por su desempeño, probablemente perderá ímpetu para realizarlo.

Fuente:

https://www.theglobeandmail.com/report-on-business/small-business/talent/five-ways-to-create-a-great-workplace-culture/article34955227/

http://www.pqs.pe/emprendimiento/infografia-increible-costo-colaborador-insatisfecho

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *