18 julio, 2024

Balances generales de una Organización.

Introducción:

Día a día todos, intentamos organizar nuestra vida económica personal, tratando de equiparar lo que ganamos y lo que debemos. Las empresas, al tener un gran volumen de ingresos y gastos, tendrán aún más motivos para querer organizar su gestión económica de manera eficiente, de tal forma que puedan saber en cualquier momento del año todo aquello que les pertenece y todo lo que le deben a otras personas o empresas. Para ello utilizan el balance contable o de situación.

¿Qué es un Balance?

El Balance es un documento contable que indica la situación financiera y económica de una empresa en un momento determinado del tiempo. El Balance está compuesto por dos masas patrimoniales diferenciadas a las que se denomina Activo (bienes derechos), Pasivo (obligaciones o deudas) y patrimonio neto (la diferencia entre estos).

¿Para qué sirve?

El  documento contable sirve para que el empresario obtenga datos fieles, es decir, que garanticen que el registro de los hechos económicos producidos durante todo el periodo económico de la empresa se haya hecho de forma correcta.
Su objetivo es informar si se encuentran debidamente correctas todas las cuentas utilizadas en el libro diario al registrar los asientos durante el ejercicio económico de la empresa, mostrando los saldos resultantes de cada una de las cuentas.
En el balance de sumas y saldos aparecen todas las cuentas utilizadas en el ejercicio de la empresa,  al lado de cada una de ellas la suma del debe, del haber y el saldo resultante ya sea Deudor o Acreedor.
Si el importe del debe es mayor que el del haber, diremos que tiene saldo deudor y si el importe del haber es mayor que el del debe, diremos que tiene saldo acreedor.

¿Cómo está compuesto el Balance?

Está compuesto por el Activo y pasivo, es como se denomina a las dos partes, (también lo podemos llamar balance general o balance de situación), es el informe financiero que refleja la situación del patrimonio de una empresa en un momento determinado.

¿Qué es el activo?

 

El activo es el conjunto de bienes, derechos y otros recursos de que dispone una empresa, ya sean tangibles o intangibles, de los que es probable que la empresa obtenga beneficios económicos en el futuro.

Podemos distinguir diversos tipos de activos:

  • Activo no corrienteactivo fijo: bienes y derechos adquiridos con intención de que permanezcan en la empresa durante más de un año, que no se han adquirido con fines de venta; como maquinarias y bienes inmuebles.
  • Activo corrienteactivo circulante: bienes y derechos adquiridos con intención de que permanezcan menos de un año; como es el caso de las existencias.

 

¿Qué es el pasivo?

 

El pasivo son las deudas que la empresa posee, se recogen las obligaciones y representa lo que se debe a terceros: pagos a bancos, salarios, proveedores, impuestos…etc.

Para clasificar los pasivos, podemos diferenciarlos entre:

  • Pasivo no exigible:fondos propios propiedad de los titulares del Capital.
  • Pasivo exigible:las deudas que la empresa posee frente a terceros y deben devolverse a proveedores, bancos u otros acreedores.

¿Cómo se lleva a cabo?

  • Cuenta de activo corriente
  • Cuenta del activo NO corriente
  • Sumar los totales del activo corriente y no corriente, TOTAL ACTIVO
  • Cuenta del pasivo corriente
  • Cuenta del pasivo fijo ( a largo plazo)
  • Suma el subtotal del pasivo corriente más el subtotal del pasivo a largo plazo, TOTAL PASIVO
  • Calcular el patrimonio y los totales
  • Elaborar un estado de resultado acumulado
  • Calcular el patrimonio
  • Sumar las cifras total activo + total pasivo

 

El balance general estará correctamente elaborado si el “Total activo” y “Total Pasivo y Patrimonio” son iguales. Si este es el caso, entonces tu documento estará listo y bien hecho.

>Las empresas tienen la obligación de depositar en el Registro Mercantil sus cuentas por lo que les resulta imposible no llevar a cabo un uso eficiente de la economía, para ello utilizan el BALANCE. <

Para tener en cuenta:

Los balances de empresas suelen tener una periodificación anual, ya que obtienen las cuentas de la empresa en los últimos 12 meses, lo normal es que coincidan con el año natural del 1 de Enero al 31 de Diciembre, no obstante, algunas empresas debido a su actividad tienen cierres en otros períodos del año, mientras que otras empresas del sector de grandes superficies esperan a terminar el período navideño y tienen sus cierres en Enero o Febrero.
Conclusión:

Llegamos a la conclusión de que además de ser obligatorio para las organizaciones con fines de lucro y sin, el balance nos sirve para administrar y llevar un uso adecuado de nuestra economía, reflejando lo que tenemos y lo que debemos, de forma adecuada y organizada.

 

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *