14 julio, 2024

El abandono de las sedes del mundial de fútbol de Brasil 2014

 

El fútbol, uno de los deportes más populares del mundo, tuvo su última “celebración” en el 2014 en Brasil, convocando a cientos de miles de espectadores de diversos puntos del planeta. Brasil remodeló 12 estadios para poder llevar a cabo en cada uno de ellos, el Mundial de Fútbol en el país.

Según informes, se ha invertido unos 3 mil millones de dólares en obras de remodelación y construcción de toda la infraestructura necesaria para el evento. Algunas de ellas fueron hechas sólo para el Mundial, y hasta en lugares donde sería poco probable el posterior uso de las instalaciones o donde no es tan popular este deporte. Entre ellas se encuentran el conocido Arena Amazonia, el cual ha costado aproximadamente 300 millones de dólares su construcción. Tal estadio solamente dio lugar a 11 partidos de fútbol después de la etapa “mundial”.

Otro de los imponentes estadios, el Nacional de Brasilia, terminó siendo utilizado como estacionamiento para micros y buses. El “Nacional” costó unos 500 millones de dólares en su realización. En lo que respecta por ejemplo, al Arena Corinthians, fue terminado 10 meses después de realizado el evento, pero la última utilidad que tiene es la del espectáculo deportivo: está siendo utilizado como albergue para personas en situación de calle.

Algunas de las restantes sedes permanecen en total abandono y como “tierra de nadie”, cuyas instalaciones están en pésimo estado, lamentable fin para estas joyas que tanto dinero han costado a los organizadores de la Copa del Mundo y para el país anfitrión en sí, únicamente para intentar dar la imagen que Brasil, como país sudamericano, está a la altura y en condiciones económicas de realizar un evento de la magnitud como este.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *