22 mayo, 2024

UN VIAJE FRUSTRADO

 

Hasta que punto una empresa de turismos es capaz de hacer para vender

un viaje?

 

 

Mucho se habla de las responsabilidades que tienen las agencias y hasta las más importantes y prestigiosas cometen errores.

En el año 2011 un grupo de pasajeros decide ir de vacaciones a la ciudad del Cairo y decide contratar a la empresa. Julia tours s.a. para realizar un Tour.

Dos días previos a la partida, comienza la revolución en dicha ciudad, razón por la cual los pasajeros se comunican con la agencia para informarse a cerca de lo que estaba sucediendo y si el viaje era factible.

La respuesta que recibieron fue afirmativa, podrían viajar sin ningún inconveniente.

Al llegar a destino se produce el toque de queda y los pasajeros quedan varados en el lugar sin poder realizar las actividades pactadas con la agencia y el tan ansiado tour.

A regreso demandaron al operador por frustración de viaje….)

 

Las personas involucradas demandaron a Julia tours SA  por daños y perjuicios donde los jueces resuelven

1) Revocar la sentencia apelada; 2) Hacer lugar a la demanda y condenar a  la empresa de viajes a abonar a cada una de las actoras la suma de Pesos Ciento Diez Mil ($ 110.000), s.

 

Por todo lo expuesto, cabe preguntarnos  hasta donde llega la ambición para evitar la caída de una venta, poniendo en riesgo no solo la reputación de una empresa sino también exposición de pasajeros a dichos acontecimientos.

Basado en ley 18819

Decreto reglamentario (n° 2182/1972) establece:”

Art. 14.- Las agencias de viajes serán responsables por cualquier servicio que hayan comprometido ellas, sus sucursales o sus corresponsales, siempre que no estén comprendidas en el párrafo siguiente.

Quedan eximidas las agencias de toda responsabilidad frente al usuario, no mediando culpa, dolo o negligencia de su parte, cuando sean intermediarias entre las empresas de servicios y los mencionados usuarios, siempre y cuando tales empresas desarrollen sus actividades sujetas a un reglamento o legislación aprobado por autoridad competente que establezca las modalidades de la contratación entre esas empresas y los usuarios.

Las leyes que se dictan son para cumplirlas, sin embargo, el hombre recrea leyes a su conveniencia   El respeto es la ley por excelencia en la sociedad, en eso se debería basar cada ley aprobada.

 

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *