18 mayo, 2024

Un artículo del diario virtual boliviano El día cuenta como once personas de nacionalidad boliviana eran explotadas y en condiciones infrahumanas en un taller clandestino en capital federal, exactamente floresta.

Estas personas vivían en cautiverio bajo maltrato, abuso verbal, golpes, obligados a trabajar más de 14 horas por días y hacinados.

Vivían en roedores e insectos, sin agua caliente y otros insumos básicos.

Entre las personas había siete menores.

Luego de que una de las personas logró escapar y conseguir ayuda, se realizó un operativo en que arrestaron a los responsables, una pareja de nacionalidad boliviana también.

Está muy claro el pensamiento clásico mecanicista en estos explotadores.

El enfoque mecanicista, no considera al hombre como tal sino como parte de la máquina. Una máquina no necesita buena luz, ni ventilación, ni un ambiente agradable para seguir funcionando como si lo necesitan las personas. Como lo afirma el artículo, las condiciones eran pésimas y no contaban con la satisfacción de las necesidades básicas ni personales ni de seguridad e higiene.

También este enfoque sostiene que el trabajador es irresponsable y que necesita control excesivo. Esta gente  estaba literalmente en cautiverio, ya que al trabajar catorce horas no tenían tiempo de salir, dormían y trabajaban. Eran controlados y exigidos con violencia a producir la cantidad establecida por los jefes.

Es evidente la centralización del poder. Las decisiones y el poder de acción pertenecen solo a la cabeza. Los empleados no tienen ni un mínimo de grado en ninguna de ellas.

Se piensa que el hombre es económico, es decir, su única motivación es la económica. Sin embargo la pirámide de Maslow, se contemplan otras necesidades: las biológicas, psicológicas y sociales. El hombre necesita buen trato, dignificación, consideración, reconocimiento etc.

Concluida esta comparación, también podemos agregar que no hay ningún respeto a las leyes y convenios de trabajo, no hay goce de vacaciones, ni sueldo mínimo, ocho horas mínimas, aguinaldo, carecen de aportes y obra social

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *