28 mayo, 2024

Un pequeño pasaje muy distinto a todo, rompe con las características calles grises justo en el corazón del barrio porteño de Barracas.

El Pasaje Lanín que se encuentra a lo largo de tres calles entre Avenida Suarez y Brandsen, alberga una de las muestras de arte urbano más interesantes de la Ciudad de Buenos Aires, llena de murales y mosaicos.

La iniciativa de intervenir en el pasaje la tuvo el artista plástico Marino Santa María, decidió hacer un cambio en su barrio con el objeto de transmitir el arte y pintar con distintas formas y colores las casas de Barracas

La obra comenzó en la década de 1990 con la fachada de su taller y los vecinos se entusiasmaron tanto con el trabajo de Marino por lo que le pidieron que también interviniese en sus frentes. Así fue como Santa María comenzó a cubrir con murales la fachada. El Pasaje Lanín fue inaugurado el 19 de abril en el año 2001, con grandes festejos en sus calles.

Luego de la transformación del pasaje, el artista fue por más. Se comenzó una segunda transformación en el 2005, el cual se basó en lo que podemos ver actualmente como la incorporación de mosaico veneciano y azulejos sobre los murales ya realizados. Se utilizó la técnica trecandís, la cual se aplica para cubrir superficies. Además se utilizaron  diferentes tipos de cerámicos rotos o quebrados, lo que permitió la creación de  verdaderas obras de arte.

Empezando el recorrido por la avenida Suarez se encuentra la primera confitería con una fachada en colores rosa y blanco. Siguiendo el recorrido en el frente de cada casa se puede apreciar diferentes formas, tamaños, estilo y colores, todos coherentes con los murales abstractos. Cada fachada está llena de ideas por el artista para hacer que cobraran vida. Llegando al final del Pasaje Lanín, junto a las vías del tren, se puede encontrar la primera Galería a Cielo Abierto de la Ciudad los fines de semana. A partir de marzo comienzan las exhibiciones donde reconocidos artistas nacionales exponen una variedad de muestras.

La obra de arte urbano de Marino invita a que las personas se transporten a un mundo distinto, donde además de verlo reflejado en los murales, también se podrá hacerlo en cada detalle del barrio, desde las bases de los arboles hasta las luminarias frente a las fachadas.

El Pasaje Lanín es Sitio de Interés Cultural y Patrimonio Cultural de Barracas, nombrado por la Legislatura de la Ciudad Autónoma de Buenos Aires.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *