27 febrero, 2024

La gravedad ha representado un importante papel en la transformación del universo, gracias a ella es posible que se unan entre si trozos de materia para formar planetas, estrellas y lunas, formando enormes galaxias giratorias y permitiendo que los planetas entren en órbita alrededor de las estrellas. Según el planteamiento de Albert Einstein, en 1915 la gravedad es una ilusión y no una fuerza de atracción. “la gravedad es una efecto de la geometría. La tierra desfigura el espacio-tiempo de nuestro contexto, de tal manera que el propio espacio nos empuja hacia el suelo”. Esta aprensión de la gravedad pertenece a la teoría de la relatividad general de Einstein; sin embargo la definición clásica de la gravedad es la formulada por Isaac Newton en donde se plantea que “dos cuerpos con masa, sean lo que sean, se atraen uno hacia el otro con fuerza”. La gravedad es un elemento de gran importancia al momento de realizar observaciones astronómicas, ya que siempre existirá en ese sentido una fuerza relevante vinculada a cada astro que se observe. Todo el recorrido que realizan los planetas en el universo tiene que ver con este fenómeno, por lo tanto es un aspecto significativo de la naturaleza. Es muy importante señalar que toda materia tiene gravedad, solo que la misma es notable por los sentidos, en cuerpos de tamaños enormes como los planetas. Las características de la gravedad son: la capacidad de afectar el peso de los objetos en diferentes planetas esto significa que cada objeto en el universo (incluyendo los planetas) tiene gravedad. La fuerza gravitacional es diferente en cada planeta, esto va a depender de la masa del mismo. En mi opinión en cualquier caso, si la gravedad no determinase nuestra existencia en su doble papel de carcelero –fuente de vida, el mundo sería un terreno desierto, similar a un asteroide rocoso, e incapaz de mantener sobre si una atmosfera habitable, porque la misma huiría al espacio; somos seres afortunados al tener un planeta en el que el agua puede mantenerse en estado liquido, caer en forma de lluvia y alcanzar los más lejanos lugares donde la vida la necesita para avanzar. Es tan simple fácil y necesario cuidarlo a nuestro planeta y sin embargo lo seguimos maltratando, mientras tanto el sigue pasándonos factura.