28 mayo, 2024

El Primer Ministro ingles, David Cameron, da el visto bueno  a una serie de reformas en la ley de salud y seguridad laboral en el Reino Unido; estos cambios fueron bien recibidos por parte de los empresarios pero a los sindicatos les pareció una gran decepción estar basada en mitos; cuestiones que no eran del todo realistas.

La reforma apunta a la desactivar una burocracia la cual llevaba a demandas laborales enfocadas en acciones propias de los trabajadores sin ser responsables de su propia acción.

El Reino Unido tiene una larga tradición en normativas y legislación a nivel seguridad laboral desde el siglo XIX. En el año 1974 se promulga la ley que le da marco a la seguridad laboral.

En nuestro país ya en el año 1972 se promulgo la ley de Higiene y Seguridad en el trabajo, reglamentada en el año 1979 bajo el decreto 351, la cual nos rige hasta el momento con varios decretos reglamentarios posteriores.

La ley británica del año 74 le dió marco y estableció las bases del actual sistema perdurando en el tiempo y convirtiéndolo en uno de los mejores ejemplos del mundo en materia de seguridad y salud laboral.

En Reino Unido es un gobierno descentralizado;  en Escocia, Gales e Irlanda del Norte las administraciones son responsables de muchas cuestiones de política interna y sus Parlamentos/Asambleas tienen poderes legislativos en temas de salud, educación, cultura, medio ambiente y transporte.

A pesar de haber un gobierno descentralizado, las  administraciones públicas británicas competentes en materia de prevención de riesgos laborales están coordinadas y, por lo tanto, utilizan criterios armonizados y únicos a la hora de aplicar la legislación de seguridad y salud laboral. Entre ellas se ha producido un aumento de la cooperación entre las administraciones reguladoras y los agentes que intervienen en las distintas áreas de la seguridad y salud en el trabajo y se ha promovido un cambio en la cultura empresarial mediante la mejora del sistema preventivo, con el fin de hacerlo más racional y adecuado a los tiempos y circunstancias nuevas que surjan.

Los cambios más relevantes en los últimos diez años se han dirigido especialmente a una mejora de la regulación en esta materia mediante la elaboración de medidas específicamente adaptadas al tamaño de la empresa y el sector de actividad.

El marco normativo británico en materia de PRL presenta un nivel de exigencias medio-alto respecto a otros Estados de la Unión Europea. Según el informe Estudio de Benchmarking sobre prevención de riesgos laborales: Aplicación de la Directiva marco en Estados miembros de la Unión Europea, elaborado por la CEOE en el año 2012, el Reino Unido alcanza un nivel de exigencia de 81,1 en una escala de 0 a 100 (nivel de máxima exigencia), siendo España el que presenta el mayor nivel de exigencia (100).

El 31 de julio de 2014 se cumplieron 40 años de la promulgación de la ley de Seguridad y Salud en el Trabajo que estableció un nuevo marco regulatorio sobre este tema en Gran Bretaña. La ley ha ayudado a hacer de Gran Bretaña uno de los lugares más seguros y más saludables del mundo para trabajar; ha salvado miles de vidas y ha prevenido muchas más lesiones en el trabajo y reducido los costos económicos y sociales de los fallos de seguridad y salud. El número total de accidentes de trabajo se ha reducido en tres cuartas partes desde que se introdujo, desde 336.701 hasta 78.222 en la actualidad. El número anual de personas que murieron haciendo su trabajo se encuentra ahora en un mínimo histórico, habiéndose reducido en un 80%, desde 650 hasta 133 actualmente.

En parte, esto se debe a los cambios en la naturaleza de la economía (es decir, la reducción de la manufactura y la minería), que representa la mitad de la mejora. Pero la ley ha hecho una contribución innegable y significativa a las mejoras en la gestión de riesgos. El ejemplo del estadio olímpico – el primero en el que no se produjo ningún accidente mortal – muestra lo lejos que se ha llegado desde 1974.

La Salud y Seguridad en el Trabajo pone la responsabilidad en aquellos que crean riesgos para gestionarlos de una manera proporcionada y práctica. Sitúa la propiedad y la responsabilidad de la gestión del riesgo en la persona que crea el riesgo, aunque también hace responsables a los trabajadores de su seguridad y la de sus compañeros.

Estos principios son de aplicación universal, lo que no sólo significa que se pueden aplicar en todos los lugares de trabajo, sino en todos los países y no es de extrañar que otros países de todo el mundo estén interesados en emplear el sistema. Damos la bienvenida a este interés, y al mirar hacia el futuro, esperamos compartir este conocimiento y experiencia más amplia con el fin de ayudar a salvar más vidas en todo el mundo.

Recientemente en nuestra legislación se ha introducido una ley que complementa a la ley vigente en lo referido a Riesgos en el Trabajo, el cual data del año 1995 dando marco regulatorio y legal ante accidentes laborales.

En el mundo en los últimos años se han realizado muchas reformas en leyes a nivel de seguridad y salud en el trabajo las cuales se van adaptando a los tiempos, a la tecnología y a los nuevos empleos o trabajos.

 

Fuentes:

http://www.bbc.com/news/uk-politics-11546919

www.prevencionintegral.com/actualidad/noticias/2015/02/11/se-cumplen-40-anos-promulgacion-ley-seguridad-salud-laboral-en-reino-unido

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *