20 febrero, 2024

En este presente trabajo vamos a definir el concepto de las vacaciones laborales, la importancia que tiene para los trabajadores y el período de vacaciones de los empleados según la antigüedad que tienen dentro de la empresa, entre otras cosas.

El concepto de vacaciones laborales hace referencia a un periodo de días determinados al año en el que el trabajador deja de hacer sus actividades laborales para descansar, pero mantiene su sueldo, es decir, que el período de vacaciones laborales se paga. Este descanso remunerado es obligatorio e inamovible por lo que, todos los trabajadores tendrán derecho a unas vacaciones laborales por ley. Este derecho está amparado por la ley laboral de cada país, la cuál también define la cantidad de días de vacaciones, el período durante el cuál es válido ese derecho y la forma en que se comunica la confirmación de las vacaciones a los empleados.

El lapso de vacaciones laborales es compatible con procesos de baja o incapacidad temporal, es decir, que en caso de que el calendario de vacaciones coincida con una baja por maternidad, por lactancia o por enfermedad, el trabajador seguirá teniendo derecho a disfrutar de sus vacaciones. Incluso si la reincorporación a la actividad laboral se realiza una vez acabado el año de vigencia de las vacaciones, podrá elegir esos días de descanso a partir de su vuelta al trabajo.

El período de vacaciones de cada empleado también depende de la antigüedad que tenga dentro de la empresa:

  • Menos de 6 meses de antigüedad: 1 día de vacaciones por cada 20 días efectivamente trabajados.

 

  • Hasta 5 años: 14 días

 

  • De 5 a 10 años: 21 días

 

  • De 10 a 20 años: 28 días

 

  • Más de 20 años: 35 días

Según la ley 20.744 de contrato de trabajo, el empleador deberá conceder el goce de vacaciones de cada año dentro del período comprendido desde el 1º de octubre hasta el 30 de abril del año siguiente. La fecha de iniciación de las vacaciones debe ser comunicada de forma escrita, con una anticipación de 45 días como mínimo.

La definición de vacaciones laborales la realiza la ley en base a los derechos laborales, pero como cada país tiene la propia, es posible que el número de días de vacaciones varíe de un sitio a otro, así como las condiciones legales para disfrutarlas. En cambio, será el convenio en el que se enmarca el contrato de trabajo y la política interna de la empresa, a través del departamento de recursos humanos, quienes dispongan cuando se pueden gozar las vacaciones laborales pagadas.

El trabajador que percibirá la retribución durante el período de vacaciones, se determinara de la siguiente manera:

a) Tratándose de trabajos remunerados con sueldo mensual, se divide por 25 el importe del sueldo que perciba en el momento de su otorgamiento.

b) Si la remuneración se hubiere fijado por día o por hora, se abonará por cada día de vacación el importe que le hubiere correspondido percibir al trabajador en la jornada anterior a la fecha en que comience en el goce de las mismas, tomando la remuneración que deba abonarse conforme a las normas legales o convencionales o a lo pactado, si fuere mayor. Si la jornada habitual fuere superior a la de 8 horas, se tomará como jornada la real, en tanto no exceda de 9 horas. Cuando la jornada tomada en consideración sea, por razones circunstanciales, inferior a la habitual del trabajador la remuneración se calculará como si la misma coincidiera con la legal. Si el trabajador remunerado por día o por hora hubiere percibido además remuneraciones accesorias, tales como por horas complementarias, se estará a lo que prevén los puntos siguientes:

c) En caso de salario a destajo, comisiones individuales o colectivas, porcentajes u otras formas variables, de acuerdo al promedio de los sueldos devengados durante el año que corresponda al otorgamiento de las vacaciones o, a opción del trabajador, durante los últimos 6 meses de prestación de servicios.

d) Se entenderá integrando la remuneración del trabajador todo lo que éste perciba por trabajos ordinarios o extraordinarios, bonificación por antigüedad u otras remuneraciones accesorias.

Como conclusión podemos afirmar que las vacaciones laborales son un derecho del trabajador y es muy importante hacer una adecuada administración de ellas,  por lo que una vez conocido el calendario de vacaciones, el trabajador deberá hacer una solicitud de las vacaciones dirigida a la empresa para especificar cuando las desea, con fechas exactas, y que la empresa las confirme exactamente. Es importante que la empresa y el empleado lleguen a un acuerdo en común y que ésta cumpla con las leyes laborales estipuladas con respecto al período de vacaciones que le corresponde a cada uno, el pago de salario, la liquidación, etc.