15 julio, 2024

La recopilación de información y análisis sobre los mercados se convierte en una herramienta indispensable, que cualquier persona que desee ingresar en el mundo de los negocios debe manejar desde el momento de la toma de decisión de abrir su actividad. Esta práctica no debe abandonarse jamás, pues la gestión de esa información se traducirá en decisiones estratégicas para el avance de su trayectoria.

El estudio de mercado tiene como objeto seleccionar los mercados prioritarios, determinar los objetivos y estrategias de venta y adaptar los elementos del marketing.

El estudio de mercado

Un estudio de mercado se entiende como la recopilación de datos sobre un mercado, de manera que tras un proceso de análisis de los mismos, se obtiene información relevante para la comercialización de bienes o servicios.

Los motivos que justifican la realización de un análisis y reflexión sobre el mercado que se pretende atacar son:

  • Minimizar los riesgos que la operativa en el país conlleva.
  • Detectar los obstáculos y las oportunidades del mercado.
  • Planificar las estrategias comerciales y de marketing.

Tras un proceso de análisis del estudio, se obtiene información relevante para la comercialización de bienes o servicios. Este estudio permite:

Obtener una visión completa del mercado, atendiendo al tamaño, competencia, clientes, precios, distribución y la coyuntura socioeconómica.

Determinar las oportunidades que ofrece el mercado, prestando especial atención a la identificación del crecimiento real, las tendencias y hábitos de consumo y a las proyecciones de futuro.

Con estos resultados, se puede seleccionar el mercado al que se desea apuntar y se puede comenzar a diseñar un proyecto de acción.

Remitiéndonos a nuestro interés como futuros despachantes de aduanas, de abrir nuestro propio despacho aduanero, son muchos y variados los puntos claves a atender.

En el aspecto legal, es clave tener los conocimientos requeridos por el ente regulatorio y que da los lineamientos legales.  Es necesario no solo contar con el título oficial y registrado que nos piden, también es necesario conocer y mantenerse actualizado de las reglamentaciones vigentes.

Una vez garantizado los aspectos legales, incluido la constitución del domicilio legal baja las condiciones estipuladas, y realizado el estudio de mercado para determinar nuestro mercado meta, comenzamos a trabajar en consecuencia.

Teniendo en cuanta que somos nuevos en el rubro lo más probable que, atendiendo a nuestros recursos económicos y humanos, comenzamos a trabajar orientados a una porción más acotada de nuestro mercado objetivo y luego ir expandiéndonos.

Debemos tener en claro que tipo de servicio queremos ofrecer y como lo vamos a llevar a cabo. También sabemos que un mercado puede tener una diversidad enorme de clientes, que tienen diferentes necesidades, características y comportamientos y que pueden requerir productos diferenciados. Podemos con esta información evaluarla y determinar hacia dónde vamos a focalizar nuestra empresa y a que publico o sector vamos a atender.

Con todos estos lineamientos identificados comenzamos a diseñar nuestro producto  y que propuesta de valor  tendremos. Nada puede quedar librado al azar, el producto debe diseñarse en base a la información obtenida, y esto será clave en el éxito de mi emprendimiento.

 

Aguiar Pamela[Marqueting – 3° TN – Régimen Aduanero – Prof. Luciano Gonzalez Posca]

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *