16 junio, 2024

 

Las relaciones humanas, han sido factor primordial para el desenvolvimiento de las personas y de las organizaciones sociales, políticas y económicas. En la medida en que se entienda la profundidad de este concepto y con el apoyo de la inteligencia, la educación, la moral, la disciplina, la tenacidad, el sentido común y el sentido de responsabilidad, dependerá el éxito o fracaso que alcance quien las practica.

En el campo profesional,  las relaciones humanas se aplican bajo el nombre de relaciones públicas al convivir, tratar y atender a otros públicos como jefes, compañeros de estudio y de trabajo, clientes, proveedores, accionistas y autoridades, entre otros. Hay numerosas formas de definirlas pero en cuanto al comercio una de las que más se asemejan a esta actividad es la siguiente: «Es el conjunto de actividades tendientes a crear y mantener relaciones sanas y productivas entre una organización y su personal y de éstos con clientes, importadores, exportadores, despachantes, clientes, autoridades gubernamentales y público en general, a fin de proyectar, con el apoyo de técnicas y medios de comunicación, la imagen que requieren sus objetivos».

 

Función de las Relaciones Humanas en el Comercio Exterior

Dos son las funciones principales de las relaciones humanas en el comercio. Una es establecer efectiva y confiable comunicación entre patrones y empleados, y de ésos con sus importadores, exportadores, proveedores, y hasta con sus pares, los despachantes de aduana, agentes transportistas, etc. De forma que todos estos sectores estén al tanto de lo que acontece en el negocio y de los planes que están en marcha o en proyecto para mejorar su bienestar y superación.

La segunda función de las relaciones humanas en el comercio exterior es comunicar a clientes y a la comunidad donde se desenvuelve, la parte humana de sus operaciones. Consiste en hacerles comprender con hechos reales de la vida diaria que su función de negocios es justa y honesta, que no sólo pretende ganar dinero, sino que pretende también ganar la confianza de ellos y colaborar a la solución de problemas de interés general.

Hacia el exterior, para dar a conocer estas políticas, actitudes y buenas intenciones, el comercio cuenta en la actualidad con excelentes medios masivos de comunicación, los cuales darán un mayor o menor grado de resultados favorables según sea el presupuesto de que se dispone y la capacidad y creatividad de quienes planean estos programas y los hacen realidad.

Para concluir, el Comercio Exterior florece cuanto mayor es la habilidad del comerciante para tratar con sentido humano, cortesía y honestidad sus colaboradores y a quienes le compran o le venden sus mercancías o servicios. Esta actitud en términos profesionales se llama: Relaciones Humanas.

 

Ayelén Denise Suescun

3° año Técnico Superior en Despacho Aduanero

Turno Mañana, Sede Liniers

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *