25 mayo, 2024

la comercialización de soja es libre a nivel mundial cabe destacar que nuestro país cuenta con un diferencial respecto a otros países productores de la región, y es el hecho de contar con un mercado físico de granos, este mercado le otorga a nuestro país una ventaja al respecto al resto de los países de la región. El mercado físico tiene altas posibilidades de supervivencia por la atomización de oferta en Argentina y además por la mayor orientación a la exportación que tiene nuestro país con respecto a Brasil y Estados Unidos.

La producción que se da en los últimos años demuestra que la comercialización de soja tiene una diferencia con los cereales, ya que el número de hectáreas creció un 50% en el periodo de 1975-2005 con una superficie y producción media, para que no interfiera los cambios climáticos anuales. En el caso de los cereales la superficie no solo no ha subido sino que incluso ha disminuido. Si determinamos un índice, tanto par los cereales como para la soja , con la producción de 1975-1980, la producción de cereales ha subido un 50% y en el caso de la soja la subido de la soja fue de 250%.

La oferta de soja, tiene que seguir subiendo de forma muy importante y en este sentido el mercado deberá hacer su trabajo poniendo el precio adecuado para que cada vez se dediquen mas recursos. El principal factor de la demanda es la población, que crece en forma brutal, en algunos casos este se frena como en los países desarrollados pero una parte sigue estando los países con vía de desarrollo donde su tasa de natalidad sigue creciendo su segundo factor de demanda son los precios relaticos de otros ingredientes. La demanda va a seguir subiendo y tendrá que dictar unos precios de mercado relativos. La soja va a tener que competir con los cereales e inclusive con el maíz. Otro factor de demanda es la renta y podemos dividir los países en desarrollo, en vías desarrolladas y los subdesarrollados, hay países claves como China e India. Sobre China estamos mas acostumbrados a oír que sus ultimas subidas de mercado, controlando el 33% del Comercio Mundial de soja, mientras tanto India también crece a un nivel importante. A continuación de estos países podemos encontrar a los países subdesarrollados.

De acuerdo a la oferta, su factor será la tierra disponible, el clima, las políticas agrícolas y económicas, y los desarrollos agronómicos, América ha sido el granero del mundo por muchos años pero en términos relativos va a perder peso en el futuro. El cambio de una economía planificada a una economía de mercado fue rápido y brusco y de un año para otro se suprimieron la mayoría de los subsidios y la producción bajo.

La producción de soja y sus derivados es actualmente una de las actividades mas dinámicas de la economía Argentina, introduciéndose a mediados de los años 70º en la que el cultivo comenzó a tener escala comercial local, inédita en el nivel internacional en terminas de adaptación en nuevos cultivos como base para la generación de ventajas competitivas. Desde finales de los 90º la soja acelero su crecimiento, durante la pos convertibilidad. Comenzaron a responder distintos factores como por ejemplo las innovaciones tecnológicas tuvieron que ver con la difusión de la utilización de semillas transgénicos y la siembre directa lo que significo una masiva contratación de servicios.

Los productos primarios representan casi el 60% del comercio mundial, correspondiente un 40% a los productos agrícolas y un 20% por las materias primas minerales. En 1913 las exportaciones de productos primarios crecieron en volumen mas que los productos industriales, aunque con mayor valor agregado y mejor precio relativo que los commodities industrializados y apunta que un 62% de las exportaciones industriales de alimentos corresponden a derivados de soja.

En el año 2013 los precios de la soja en Argentina son claves ya que es su principal producto de exportación. Comparando el precio de la oleaginosa con el del petróleo, puede calcularse cuántos barriles se pueden comprar con una tonelada del grano que se venda; este indicador de precios relativos es relevante desde el momento en que la Argentina se convirtió en importador neto de energía. Señala que el poder de compra de la soja en términos de petróleo cayó 19,4% en 10 años. En el promedio de ese plazo una tonelada de soja permitió comprar 5,87 barriles de petróleo; hoy alcanza para 4,73. El poder adquisitivo de la soja en términos de petróleo bajó con respecto a 2012, año en el que la sequía en Estados Unidos provocó un aumento importante en el precio de los granos y en el que, a su vez, hubo un aumento sumamente moderado en el precio del petróleo. Así, el poder adquisitivo de la soja se redujo en los primeros siete meses de 2013 para regresar a los niveles de 2011. De enero a julio de 2013, en el mercado internacional con una tonelada de soja se pudieron comprar 4,92 barriles de petróleo, cuando en 2012 fueron 5,31 barriles y 4,89 en 2011. Para julio, se tiene que mientras el precio de la soja cayó 23,11% interanual, el precio del barril de petróleo aumentó 4,44%.O sea que en los siete primeros meses del año se registró una baja del 16,14% en el poder de compra de la oleaginosa. El último dato, correspondiente a julio muestra que cada tonelada de soja ahora solo compra 4,73 barriles, un 19,4% por debajo del promedio de diez años.

Este deterioro el precio relativo entre de la soja, el principal producto exportado, y el petróleo, que en los últimos años pasó a importarse, se ve reflejado en la evolución de los términos de intercambio del Comercio Exterior de Argentina.

El mercado local en 2016 recupero su actividad, alcanzando el precio más alto en lo que iba del año y teniendo en cuenta en el 2017 no se presentaran cambios significativos en la cantidad destinada al consumo interno y externo.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *