16 junio, 2024

La evasión fiscal constituye un gran problema a controlar, tanto en nuestro país como en la mayoría de los Estados del mundo.
Esta problemática se centra en el evitar el pago de las cargas tributarias ya sea por omitir declarar parte o la totalidad de las ventas o prestaciones de servicios, incrementando sus costos o gastos, simulando quebrantos, etc.
Recordemos que en la Argentina la encargada de recaudar los tributos nacionales es la AFIP (Agencia Federal de Ingresos Públicos) además de ejercer como órgano controlador del cumplimiento de las obligaciones de los contribuyentes.
Estos tributos son implementados por el Estado con la finalidad de recaudar fondos públicos que van a ser destinados luego a la educación, salud, mejoras de infraestructura, etc.; es decir que lo recaudado nos beneficia a todos.

Una de las formas de controlar el abono de este impuesto es a través de la emisión del ticket, uno de los documentos comerciales exigidos por la ley. El ticket es expedido usualmente en aquellos negocios que destinan sus transacciones económicas a consumidores finales, cumple la misma función que una factura y tiene la particularidad de proceder de máquinas autorizadas por la AFIP denominadas Controladores Fiscales. Estas impresoras constan de una memoria especial que duplica la operación emitida por el ticket, y que posteriormente pueden ser revisadas únicamente por agentes de la AFIP. Entre los requisitos a cumplir se encuentran los siguientes:
• Fecha de emisión
• Numeración consecutiva y progresiva
• Apellido y nombre o razón social del emisor
• Domicilio comercial del emisor
• CUIT del emisor
• La leyenda “A CONSUMIDOR FINAL”
• Importes parciales y monto total de cada operación
En los últimos años la AFIP ha insistido en la importancia de exigir el ticket en todas las compras que se realicen.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *