23 junio, 2024

La historia comenzó en Rosario, Santa Fe en el año 1939, cuando Don Ignacio Rodríguez Soto decidió transitar el camino de la producción láctea, los comienzos fueron duros, pero la firme convicción de este hombre fortaleció las bases de una empresa que se iría consolidando con el paso del tiempo, Establecimiento San Ignacio SA.

Actualmente la empresa cuenta con 2 plantas, una en la localidad de Sauce Viejo, productora de Dulces de Leche, Productos Frescos y Cremas, y otra en Hipatia, dedicada exclusivamente a la producción de Quesos, ambas ubicadas en la Provincia de Santa Fe, una de las cuencas lecheras más importantes de la Argentina.

Anualmente se procesan en estas plantas 40 millones de litros de leche, lo que permite producir más de 12.800 toneladas de productos, que se comercializan tanto en el mercado masivo como en el industrial. San Ignacio, es además productor de las marcas propias de Dulce de Leche y Quesos Frescos de los principales retailers del país.

Dentro de los Dulces de Leche del mercado masivo, encontramos el Familiar, el Reducido en Grasas, para Tortas y Postres (Repostero), y recientemente lanzados al mercado los Saborizados, Suaves y para Diabéticos.

En el canal Industrial, San Ignacio es líder indiscutido en el mercado de Dulce de Leche Heladero, posición lograda por la calidad y artesanalidad de sus productos, la cual es reconocida por los principales heladeros del país, también produce Dulce de Leche para Alfajorería y Repostería. Dentro de las distintas variedades de Quesos están, el Azul, Cremoso, Barra, Romanito, Sardo y Saint Paulin, elaborados con tecnología francesa, adaptados al paladar argentino.

La presentación y forma de consumo de dulce de leche más conocida en Europa, es la de salsa (no muy líquida) para bañar un helado de gusto clásico o uniforme, como puede ser la vainilla. El dulce de leche compite en este campo con otras salsas como la de frutillas o de chocolate. En los últimos tiempos, y como consecuencia de la creciente internacionalización de ciertos sabores en el continente europeo debido a la gran influencia cultural externa, el dulce de leche pasó también a ocupar un lugar en el mundo de los sabores de tortas, galletitas dulces, caramelos, o rellenos de bombones. La última presentación es considerada la del helado de dulce de leche.

 

Es difícil saber con exactitud las cantidades producidas, importadas y consumidas de dulce de leche en el mercado de Europa, debido a que este producto se encuentra incluido en una posición bolsa que incluye muchos otros productos derivados de la leche. Los principales países proveedores de la posición arancelaria 1901.90 son Italia, Indonesia, Venezuela y Argentina.

 

Para el caso específico de la posición 1901.90.42, se estima que el consumo crecerá, ya que el sabor se está diversificando en una serie de productos (spread, o alimento para untar, helado, chocolate relleno, restaurantes que ofrecen el conocido “flan con dulce de leche” como postre, tortas saborizadas, etc.) que hacen que el consumidor aumente su contacto con el producto. Otra razón de su crecimiento es el aumento de páginas de Internet de negocios online que ofrecen productos importados.

 

Muchos de ellos ofrecen dulce de leche Argentino.

 

Durante 10 años San Ignacio ha vendido sus productos a una empresa distribuidora de lácteos de España “Lacto Es”, es la principal compradora de dulce de leche de Europa. En el mes corriente se decide enviar a España, puerto de Barcelona, una mercadería a precio Fob de US$ 0.95 por pote (se envían 2500 potes de dulce de leche de 500 gramos cada uno). El flete de Santa Fe hasta el puerto de Buenos Aires nos cobra US$ 450 y la mercadería consta con un embalaje especial para condicionar los potes valorado en US$ 0.15 por pote. Derecho de exportación del  5%

A continuación mostramos resultado de ejercicio:

Fob: 2375
Flete interno: 450
Embalaje especial: 375
V.A. 3200
D.E. 5% 160
Coeficiente: * 0,952381

 

*El coeficiente de exportación esta a modo informativo.

 

FOB es una abreviatura que corresponde a las iniciales de la frase en inglés Free on board que en español significa Libre a bordo, y pertenece a la lista de Incoterms (términos internaciones de comercio), es un acuerdo de compraventa utilizado en el comercio internacional para referirse a las condiciones, derechos y obligaciones que existen tanto para el comprador como para el vendedor.

Es obligación del vendedor correr con los gastos y costos de movilización de la mercancía hasta el puerto de origen o puerto más cercano al vendedor o productor, excepto los gastos por concepto de seguro y flete, lo que significa que una vez llegada la mercancía al buque la responsabilidad de esta es trasladada al comprador.

Es importante resaltar que el término FOB debe ser utilizado única y exclusivamente para aquellas transacciones en el cual el medio de transporte sea un buque, es decir, que el traslado de la mercancía puede ser realizado por mar o fluvial, ya que en algunas ocasiones es utilizado erróneamente para expresarse sobre traslados realizados por vía aérea o ferrocarril.

Las partes involucradas en una compraventa internacional deben tener muy en cuenta el uso y manejo de los Incoterms ya que, estos determinaran las obligaciones, deberes y responsabilidades de cada una de ellas. Cuando estamos en presencia del Incoterm FOB es para resaltar que el traslado del riesgo y responsabilidad de la mercancía ocurre una vez que esta se encuentra a bordo del buque de carga.

Supongamos que una mercancía vendida bajo el incoterm FOB sufre algún daño antes de estar a bordo del buque entonces el vendedor será quien responda por dichos daños y tendrá la obligación de reponer la mercancía para ser trasladada a su puerto de destino, pero si la pérdida o daño de dicha mercancía ocurre luego de ser abordada en el buque la responsabilidad es única y exclusivamente del comprador quien debe asegurarla para trasladar a dicha empresa aseguradora.

0 comentarios en «Valoración del dulce de leche»

  1. Excelente trabajo Yoana!!! Súper completo y además sobre una marca que está creciendo no solo en el mercado local sino en el internacional. Gracias por este aporte! Prof. Vanesa Barbosa.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *