26 febrero, 2024

La comunidad judía en la ciudad de Buenos Aires, la más grande de América Latina, ofrece propuestas culturales, religiosas y gastronómicas que se traducen en un atractivo turístico de importancia, con museos, escuelas, restaurantes e instituciones culturales.

Actualmente, alrededor de 244,000 judíos viven en Argentina; el 80% de la comunidad judía reside en la capital federal y el resto en el gran Buenos Aires y en las principales ciudades del interior del país, así como en las colonias agrarias de las provincias de Entre Ríos y Santa Fe fundadas para albergar a los inmigrantes, de las cuales las mayores son hoy Basavilbaso, Moisesville, Villa Domínguez y Villa Clara.

Recorrido en Buenos Aires
En Buenos Aires, uno de los barrios del judaísmo más ortodoxo es Once, aunque en diversos puntos de la ciudad hay templos, escuelas, centros culturales, restaurantes y un Club de Prestadores Turísticos, que ofrece servicios para observantes del kashurt que visitan el destino.

El itinerario puede comenzar con una visita a la Sinagoga de la Congregación Israelita Argentina, ubicada en Libertad 785, frente a Plaza Lavalle, y conocida también como Templo Libertad.

El recorrido sigue por el Gran Templo Paso, en la calle Paso 423, que es la sinagoga más antigua de la Argentina y una de las más bellas de Sudamérica, destacada por su gran actividad cultural. Allí se ubicó el primer Talmud Torá (casa de estudios religiosos), en 1894.

En tanto, el Museo Ana Frank (Superí 2.647), en el barrio de Belgrano, es una réplica de la casa original de la joven que se convirtió en símbolo de la Shoá, primero en Latinoamérica y quinto en el mundo. Abre de martes a sábados de 14 a 19 horas.

También en Belgrano, el circuito continúa por el Monumento a Raoul Wallemberg, un homenaje a los grupos de armenios que rescataron judíos perseguidos. En el mismo lugar se encuentra el Seminario Rabínico Latinoamericano, de características únicas en la región para la formación de rabinos conservadores, Jazans y Mohels.

En el microcentro porteño está el Museo del Holocausto (Montevideo 919), que exhibe los testimonios de cientos de sobrevivientes, a través de textos, objetos y documentos.

Uno de los principales centros de la comunidad judía en Buenos Aires es la Asociación Mutual Israelita Argentina (Pasteur 633), conocida hoy como la “institución madre”. La sede fue víctima en 1994 de un ataque terrorista sin precedentes, en el que perdieron la vida 85 personas.

En la Plaza Embajada de Israel (Arroyo y Suipacha) también se recuerda a más de 30 víctimas fatales que dejó otro atentado ocurrido en la sede diplomática durante 1992. Las oficinas administrativas funcionan desde entonces en Avenida de Mayo 701.

En el mundo se considera a Buenos Aires como la Capital Latinoamericana Kosher, por albergar no sólo supermercados, carnicerías y bares kosher, sino también el primer sitio de comidas rápidas con esta certificación especial fuera de Israel, en el barrio de Abasto.

Para visitar todos estos lugares Se pueden contratar Tours, llegar en auto, taxi o colectivos.

El balneario de la comunidad

Otro de los destinos argentinos que integran la ruta judía es la ciudad balnearia de Miramar, en la costa de la provincia de Buenos Aires, donde cada temporada estival -desde hace unas cuatro décadas- toman sus vacaciones cientos de familias judías.

CIRCUITO HISTORICO EN LA PROVINCIA DE ENTRE RIOS

 La provincia de Entre Ríos fue protagonista privilegiada de un proceso por el cual a fines de siglo XIX y comienzos del XX, miles de inmigrantes judíos dejaron atrás la persecución y el miedo, para dar paso a la esperanza en una tierra que prometía libertad y trabajo.

La Jewish Colonization Association (J.C.A.) creada por el Barón Mauricio de Hirsch, posibilitó en esa época que se sentaran las bases de la colonización judía en la Argentina, fundamentada en un proyecto agrícola que se desarrolló en distintas provincias de nuestro país.

Esta iniciativa dio lugar a la fundación de decenas de pueblos -como San Gregorio, Villa Domínguez, Carmel, Ing. Miguel Sajaroff, Villa Clara y Basavilbaso, entre otros- y a la creación de numerosas escuelas, hospitales, templos, bibliotecas, y asociaciones cooperativas, muchas de las cuales aún hoy permanecen activas.

Villaguay: Sede de la Asociación Israelita Argentina. 

 Villa Clara 

Villa Domínguez.

 

San Gregorio.

Basavilbaso.

Colonias agrícolas

Muchos de los inmigrantes judíos adquirieron tierras en las provincias argentinas a través de la Jewish Colonization Association (JCA), en las que establecieron pequeñas colonias agrícolas, muchas de las cuales  conservan su impronta rural, escuelas hebreas, templos, casonas y cementerios.

Una de las más importantes se fundó en Moisés Ville, al noroeste de la provincia de Santa Fe, conocida también como “La Jerusalén Argentina”.

Por su parte, en la provincia de Entre Ríos, la localidad de Basavilbaso es una referente ineludible de la Colonia Lucienville, donde se encuentra la sinagoga Navibuco I de 1895, y la aldea que lleva ese mismo nombre, que conserva la escuela, el cementerio y un “mikve” (baño comunitario).

Otras colonias entrerrianas fueron Clara, San Antonio, López y Berro, Walter Moss, Curbelo, Santa Isabel, Palmar Yatay, Luis Oungre, Leonardo Cohen y Avigdor.

El circuito histórico incluye una visita al Museo Judío de Entre Ríos, en la ciudad de Concordia, el cual alberga en cuatro salas gran parte de la historia de los denominados “gauchos judíos”.

Me di cuenta que La comunidad judía en Argentina es una de las mas grandes de América Latina, ofrece propuestas culturales, religiosas y gastronómicas que se traducen en un atractivo turístico de importancia por la riqueza cultural e histórica que representan, con museos, escuelas, restaurantes e instituciones culturales que se distribuyen en distintos puntos de la Argentina.

En este marco, una amplia cantidad de propuestas vinculadas a la comunidad judía son soporte para que los estudiantes y/o turistas de este origen -sean argentinos o extranjeros- participen de encuentros, cursos, salidas grupales, cenas de Shabat y viajes.